Comienza el famoso círculo virtuoso

Los comerciantes minoristas calculan que se triplicará la cantidad de dinero circulante por planes sociales, con destino en el consumo. Son casi 200 millones de pesos anuales. En comparación, un 15 por ciento del presupuesto municipal.
El impacto que tendrá la asignación universal por hijo anunciada por el gobierno nacional en lo económico, en lo político y en lo social todavía no está verdaderamente dimensionado. El primer aporte lo realizó Amado Budou, Ministro de Economía de la Nación, que calculó que el PBI argentino crecerá el uno por ciento, sólo por el empuje que le dará al mercado interno estos fondos que alcanzarían los 10 mil millones de pesos anuales. Las estimaciones preliminares muestran que el universo que abarcará esta asignación en la ciudad de Rosario llegará a 100 mil beneficiarios entre niños y adolescentes. Las entidades que nuclean al comercio minorista en Rosario hacen el siguiente cálculo: "En la actualidad, el gobierno nacional vuelca en la ciudad entre los planes Jefas y Jefes, junto al plan Familias y otros subsidios, unos 6 millones de pesos mensuales que alcanzan a unos 40 mil beneficiarios. Con 100 mil menores percibiendo esta asignación, el monto que ingresaría para el consumo en Rosario se triplicaría llegando a 18 millones de pesos mensuales". Por lo tanto, eso significa algo más de 200 millones de pesos anuales, que equivaldrían al 15 por ciento del presupuesto municipal del año 2009.

En la actualidad, en Rosario hay vigentes 8.500 beneficiarios del plan Jefas y Jefes de Hogar (en 2002, el padrón llegaba a 59 mil personas), mientras que el plan Familias abarca a 20 mil ciudadanos. Todas las personas que reciben estos aportes tienen un promedio de tres hijos a cargo. Estos dos planes de asistencia serán absorbidos por el sistema de asignación familiar, la misma suerte correría el Programa de Empleo Comunitario PEC (aunque todavía no fue confirmado oficialmente). El PEC es el plan en el que las organizaciones no gubernamentales han encontrado su mayor anclaje, porque de los 9 mil empadronados solo 1.200 son manejados por el estado, mientras que el resto pertenece a las organizaciones. La desaparición del PEC sería un golpe letal para ellas.

Según el gerente de empleo del Ministerio de Trabajo de la nación en el sur de la provincia, Cristian Recchio, "los beneficiarios del Plan jefas y jefes de hogar deben acudir a la oficina de empleo ó donde los municipios decidan, para actualizar sus datos. Esta actualización va a permitir conocer cuántos hijos han tenido en los últimos años y aquel beneficiario que no haya renovado sus datos tendrá complicaciones. Este rempadronamiento estaba decidido antes del anuncio de la asignación familiar, dado que el plan Jefes cerró su inscripción en el año 2002. Un beneficiario que entonces tenía dos hijos, y ahora tiene tres o cuatro, si no actualiza sus datos va a ingresar al esquema de asignación universal con la información del 2002, esto implica que solo va cobrar por dos hijos".

Respecto a la conformación de la nueva base de datos, Recchio sostuvo que: "El gobierno va a tomar la información para hacer la asignación de la base de datos. El cobro automático de las asignaciones lo van a tener todos los beneficiarios del plan familia y del plan jefas y jefes, porque tienen carga familiar para acceder al programa, para ser parte del plan familia el beneficiario tiene que tener hijos y los padrones están actulizados porque es un programa relativamente nuevo. En cambio, el padrón del plan jefas y jefes tiene siete años de antigüedad. En caso de no actualizar los datos después tendrán que hacer un trámite engorroso que va a postergar el acceso al beneficio".

-¿La asignación universal por hijo va absorber a los demás planes? ¿Qué va pasar con los planes vigentes cuando empiece a funcionar el sistema?

-No me atrevo a decir que desaparezca la totalidad de los planes sociales, aunque sí puedo asegurar que desaparecen el plan Jefes y Jefas y el plan Familias. Además, existen el seguro de capacitación y empleo que es un programa de empleo, que no implica que el beneficiario tenga carga familiar, pero lo obliga a capacitarse ó terminar sus estudios secundarios. Cuando en el 2002 se cerró el padrón del plan Jefes, apareció el PEC, que otorga la misma suma de dinero. La cuestión es que dentro del PEC existen muchos ciudadanos que tiene hijos. La resolución de este tema aparecerá en los próximos días. Eso sí, los que hoy perciben el PEC y tengan hijos van recibir los beneficios de la asignación universal.

El sistema de cobro va a ser totalmente bancarizado con tarjeta magnética, los que hoy perciben el plan jefes y el familia van a ir como siempre con su tarjeta de débito, al mismo cajero del mismo banco donde van siempre y van a tener depositado otro monto y al resto de la gente se le va a asignar una tarjeta para que puedan cobrar. La actualización de datos del plan Jefes se está haciendo en el centro de la juventud en los galpones del puerto Av. Belgrano y Sargento Cabral.

Comentá la nota