Comienza una dura lucha por los votos del conurbano

Allí se concentran las estrategias de las principales listas; impugnarán postulaciones del oficialismo
De cara a los comicios legislativos del 28 de junio, está claro dónde han puesto su norte los candidatos que compiten en la provincia de Buenos Aires, principal distrito electoral del país: el conurbano.

Hasta la fecha de las elecciones, Néstor Kirchner estará dos veces por día en el Gran Buenos Aires, donde se concentra el 60% del padrón electoral provincial y el 20% del total de votantes del país. Hoy, a las 11, hará en Quilmes la tercera aparición en el conurbano en una semana.

En ese territorio, bastión histórico del peronismo, el kirchnerismo pretende "mostrar activo al Gobierno y explotar la gestión en el marco de la campaña", dijo anoche a La Nacion un ministro de Cristina Kirchner. Con ese fin, el ex presidente sumará a su esposa a los actos de campaña, como ocurrirá el jueves en La Plata, durante la presentación de los candidatos bonaerenses del oficialismo.

Superada la tensión por las negociaciones para cerrar y presentar las listas de candidatos, anteanoche, la oposición también se concentrará en el conurbano. Francisco de Narváez estará cinco días por semana recorriendo el Gran Buenos Aires. Lo mismo hará Margarita Stolbizer: recorrerá desde hoy el primer y el segundo cordón del GBA de lunes a viernes y los martes hacer campaña sólo en La Matanza, dijo a LA NACION el candidato a diputado nacional del Encuentro Cívico y Social y su principal operador, Gerardo Milman.

El kirchnerismo prepara con toda pompa el lanzamiento formal de su lista bonaerense en el teatro Argentino de La Plata. Ese día será el estreno de Nacha Guevara, ya no como actriz, sino como la mujer que el ex presidente buscó para apuntalar la lista del Gobierno. Va en tercer lugar detrás de Kirchner y Daniel Scioli.

El personal que trabaja en la campaña de Kirchner ya fue puesto en aviso: a partir del jueves comenzará el tramo más movido: proyectan hasta tres actos por día del ex presidente. Por la mañana en el conurbano; al mediodía, en el interior provincial, y al atardecer, otra vez en el Gran Buenos Aires. Aunque todavía no está definido y el ex presidente ordenó mantenerlo en secreto, el eslogan de campaña de Kirchner tendrá como concepto general focalizarse en la gestión. Será algo así como el clásico "hechos, no palabras", la frase con la que el oficialismo intentará conquistar al electorado.

Kirchner saldrá con Scioli por el conurbano, pero el gobernador bonaerense se concentrará, además, en el interior. Su gestión para convencer al intendente de Mar del Plata, Gustavo Pulti, de que se presentase como candidato testimonial lo dejó como el único oficialista capaz de remontar la baja imagen del matrimonio presidencial en las zonas urbanas.

El jefe de Gabinete, Sergio Massa, que quedó cuarto en la lista de candidatos, tendrá una tarea específica en la campaña: poner énfasis en lo hecho durante el gobierno de Cristina Kirchner. El funcionario quedará a cargo de presentar los planes del Gobierno, con la crisis internacional de fondo, en medio de la campaña. Otro de sus temas será la política de seguridad.

De Narváez incorporará desde esta semana al jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, la tercera pata del acuerdo con Felipe Solá, en algunos de sus actos y recorridos en los cordones más poblados de la provincia. De los siete días de la semana el peronismo disidente dedicará cinco al conurbano y sólo dos al interior provincial.

De Narváez y Solá comenzarán esta semana una fuerte campaña en busca de fiscales con la idea de conseguir unas 35.000 personas.

Con la campaña ya en marcha, hoy el radicalismo presentará en la Justicia un pedido para impugnar las candidaturas del oficialismo. Lo hará el candidato a diputado por el Acuerdo Cívico y Social Ricardo Gil Lavedra, que pedirá que se investigue la radicación domiciliaria en el distrito bonaerense de Kirchner, mientras que en el caso de Scioli y Massa intentará impugnarlos por tratarse de postulaciones para cargos que, según se anunció públicamente, no asumirán.

Kirchner, igual, seguirá adelante y volverá a los sets de televisión. O en verdad, a invitar a periodistas y conductores a entrevistarlo en la quinta de Olivos. Fuentes oficiales dijeron a LA NACION que está previsto que el ex presidente dé esta semana otra entrevista para televisión después de la que concedió el jueves pasado a Telefé.

Mañana, en el teatro Gran Rex, Carrió subirá a escena con todo su equipo para el lanzamiento formal de todas sus listas. La foto más esperada no podrá ser. Entre los líderes de todas las fuerzas que acordaron faltará el vicepresidente, Julio Cobos, después del fuerte tironeo entre ambos que dejó el cierre de la lista bonaerense.

Además, también concentrada en el conurbano, Carrió se sumará a las caminatas de Stolbizer, que se instalará una vez por semana, durante todo el día, en el populoso distrito de La Matanza. El resto de los días harán recorridas en los municipios del Gran Buenos Aires y dedicarán los fines de semana a visitar el interior provincial. Para el último mes de campaña, el Acuerdo Cívico y Social ya tiene agendados actos masivos en Avellaneda, Lanús, Almirante Brown y Vicente López, con eje en la seguridad y la situación económica y social, para conquistar el voto antikirchnerista.

Comentá la nota