Comicios locales en la tensa Kosovo

Por primera vez desde la proclamación unilateral de la independencia de la República de Kosovo, los habitantes de este enclave en el corazón de los Balcanes votaron ayer para elegir a sus alcaldes y concejales. Los comicios en esta convulsionada región se realizaron en calma y fueron parcialmente boicoteados por una minoría serbia dividida.
La antigua provincia serbia de Kosovo, que declaró su independencia en forma unilateral hace casi dos años, eligió autoridades en 36 municipios, incluyendo Prístina, la capital. Al cierre de esta edición aún no habían resultados.

Más allá de los eventuales ganadores, el comicio está revestido de simbolismo por tratarse de una zona europea donde hay tensiones comunitarias entre serbios y una vasta población musulmana albano-kosovar que sufrió "limpiezas étnicas". Serbia, que considera a Kosovo como su provincia meridional, cuestionó ante la Corte Internacional de Justicia la proclamación de independencia. Varios portavoces de los serbios de los enclaves llamaron a votar para afirmar la continuación de la presencia serbia en Kosovo. La situación fue muy diferente en el norte de Kosovo, fronterizo con Serbia, donde el llamamiento al boicot fue acatado masivamente.

Comentá la nota