En los comercios de la zona pampeana vuelve el “fiado” para detener la caída de las ventas

En los comercios de la zona pampeana vuelve el “fiado” para detener la caída de las ventas
En localidades como Monte Buey, Bell Ville, Marcos Juárez, Cruz Alta y Corral de Bustos los almacenes y pequeños negocios abrieron nuevamente las cuentas corrientes a sus clientes o recuperaron la práctica de la libreta para enfrentar la crisis.
MONTE BUEY - CORRAL DE BUSTOS - BELL VILLE- MARCOS JUAREZ - MONTE MAIZ - CRUZ ALTA - Con el objetivo de atenuar la drástica caída de las ventas que viene dándose en forma progresiva desde los últimos meses del año pasado, los comerciantes de distintas localidades del sudeste cordobés se han visto obligados a admitir nuevamente el “fiado” como una opción de pago para sus tradicionales clientes.

Con el campo y la agro-industria en plena expansión durante los años 2004, 2005, 2006 y 2007, la mayoría de los habitantes de esta pequeña localidad del departamento Marcos Juárez había dejado de lado ese mecanismo abonando al contado o con tarjetas de crédito sus compras minoristas.

Sin embargo, a partir del enfrentamiento entre los productores agropecuarios y el gobierno nacional iniciado en marzo del año pasado y con el posterior agravamiento de la situación por la crisis internacional, la recesión se instaló con fuerza en Monte Buey, Marcos Juárez, Bell Ville, Corral de Bustos, Marcos Juárez, Cruz Alta y en otros pequeños pueblos de los departamentos Unión y Marcos Juárez afectando sensiblemente la actividad económica.

En Monte Buey, 9 de cada 10 comerciantes locales admitieron a través de una encuesta realizada por el municipio, graves caídas en sus ventas como consecuencia de la crisis. El trabajo confirmó además las perspectivas negativas que tienen todos con respecto al año en curso.

Según el sondeo realizado a 109 comerciantes, en el 89 por ciento de los casos cayó sensiblemente la comercialización de productos en relación a igual período del año pasado. La merma más importante se dio entre quienes venden ropa, electrodomésticos, artículos suntuarios y en los bares y confiterías. En cambio, aquellos negocios que proveen alimentos no se han visto tan afectados por la crisis.

De la encuesta se desprende asimismo el dato que casi la mitad de los comerciantes del pueblo decidió reabrir las cuentas corrientes a sus clientes más tradicionales para poder mantener un nivel mínimo de ventas. La modalidad más común es exigir la entrega de un porcentaje del valor de la compra, pactándose el pago del resto del dinero en dos, tres o más cuotas según la disponibilidad financiera de los clientes.

Una situación similar se da en Bell Ville. Los directivos del Centro Económico Regional (Cer-bell) admitieron que la apertura de cuentas corrientes o el retorno de la “libreta” para anotar las compras se ha instalado con fuerza en los comercios más pequeños como una alternativa para mantener el nivel de ventas.

En Corral de Bustos los supermercados han perdido clientes ya que los vecinos prefieren comprar en almacenes que les fían o les otorgan pagos en cuotas sin exigir nada a cambio más allá de la palabra empleada.

Aunque en Marcos Juárez el centro comercial se ha debilitado en los últimos tiempos por la escasa participación de socios, sus directivos también admitieron que muchos comerciantes han recurrido a esta opción para enfrentar la coyuntura.

Además, el hecho de que la mayoría de las tarjetas de crédito han reducido los planes en cuotas también ha contribuido al retorno de estas prácticas que fueron tan comunes en otras épocas.

En estos pueblos y ciudades del sudeste cordobés la crisis se percibe con particular intensidad, por la drástica caída en la actividad que registran especialmente las fábricas de agromáquinas y las distribuidoras de insumos y otros implementos para el campo.

Incluso, los propios municipios han observado en los últimos meses un incremento en los pedidos de ayuda económica de parte de familias cuyos jefes perdieron sus empleos o fueron suspendidos temporariamente por distintas empresas.

Comentá la nota