Los comercios negocian con los bancos volver a financiar con tarjeta a más de un año

Los comercios negocian con los bancos volver a financiar con tarjeta a más de un año
Preocupadas por las ventas, las cadenas buscan ofrecer plazos más largos, absorbiendo parte del costo. Hoy el cliente puede conseguir más de 12 pagos pero debe negociarlo a posteriori con el banco y afrontar tasas que llegan a superar el 40% anual
Hace meses que los plazos de financiación en el mercado se están achicando de manera dramática. En rigor, las 24 cuotas han muerto para el consumo. Como adelantó El Cronista, desde enero las tarjetas dejaron de ofrecer planes de pago a más de 12 cuotas pero, a su vez, las tasas se han encarecido. El año pasado, el interés de las cuotas registró un salto cercano a los 9 puntos. Sin embargo, endeudarse a más largo plazo sigue siendo posible negociando directamente con los bancos, lo que se conoce como “plan v”. Eso sí, a un muy alto costo. Las tasas rondan y hasta superan en algunos casos el 40% anual.

Como contrapartida, las ventas de algunas industrias se desplomaron. Los comercios, según dicen, “están llorando” por alargar los plazos de financiación, ya que alegan que por no ofrecer más cuotas, el negocio se está resintiendo de forma violenta. De esta manera, los teléfonos empezaron a sonar enérgicamente en los bancos. Los retailers están buscando a cualquier precio ofrecer a los consumidores plazos más largos a una menor tasa de la que ofrece el sector financiero a través del “plan v”, a cambio de absorber parte de ese costo.

En un banco de primera línea confirmaron que “están trabajando con varias cadenas de electrodomésticos para poder prestar a los clientes financiación a más largo plazo, pero con intereses más bajos”. El acuerdo sería posible en la medida en que los comercios se hagan cargo de un mayor porcentaje de ese interés, mientras que la entidad financiera absorbería una parte menor. “Los comercios están desesperados, están rogando negociar para poder prestar a más largo plazo. Aseguran que la suspensión de planes más largos afectó al negocio”, confió el encargado de tarjetas de esa entidad. “Lo que piden, por ejemplo, es financiar un tercio de lo que actualmente paga el cliente por plazos superiores a 12 pagos en los bancos”, explicó. Sin embargo, admitió que no cree que se negocien por más de 18 cuotas “debido a una cuestión de riesgo”.

Desde otra entidad financiera de capitales nacionales también reconocieron “que están trabajando en el tema”. “Es lógico que cada vez se preste a menor plazo, a pesar de que hay algunos acuerdos de cuotas sin interés, pero es muy raro ver ofertas por encima de 9 pagos”, señalaron. Y es que además, a los comercios no les conviene este nuevo sistema de negociación directa con el banco por una cuestión de liquidez. “A ningún negocio le favorece financiar a 1 pago y que después el cliente llame al banco para una financiación más larga. Con planes de 2 a 12 cuotas al comercio se le liquida el dinero en 48 horas, en cambio en un pago, el dinero se les deposita recién en 18 días”, explicó una alta fuente de una compañía de plásticos.

Con todo, los acuerdos podrían llegar para el mes próximo. “Ésta es una época donde se renegocian tasas y promociones así que lo más probable es que las alianzas lleguen en unas semanas”, dijeron desde una de las entidades bancarias. De cualquier manera, en una importante tarjeta señalaron que estos acuerdos existieron siempre. “Cuando había financiación hasta 24 cuotas, existían acuerdos entre bancos y comercios para prestar a 36”. En esta línea, recalcaron que un financiamiento a más de 12 cuotas no se dará de manera sistémica, sino que funcionarían como estrategias puntuales entre banca y retailers.

Aún así, en el sector aseguran que la cantidad de transacciones con tarjetas hasta diciembre de 2008 siguen por encima de lo operado en el 2007. Aunque también es cierto que hay muchos más plásticos circulando en el sistema. No obstante, desde un banco señalaron que “no sería raro que los individuos empiecen a dar de baja sus tarjetas”.

Comentá la nota