El comercio sufre una caída que llega hasta el 50 por ciento .

Recesión: "Hay un gran problema de recesión, a lo que se le suma una gran sequía en el campo, por lo que hay un montón de dinero que no está ingresando al comercio", sostuvo Horacio Arnés, titular de CICAR.
General Pico (Agencia) - El presidente de CICAR, Horacio Arnés, le dijo ayer a El Diario que el comercio local ha sufrido en el último tiempo una caída de ventas que llega hasta un 50 por ciento, principalmente en los rubros ligados al sector agropecuario.

Asimismo, el presidente de la Corporación Industrial, Comercial, Agropecuaria Regional celebró que el municipio local ordenara a los inspectores de tránsito salir un poco del microcentro, ya que los controles vehiculares alejaban clientes.

Arnés dialogó ayer por la tarde con El Diario y en principio dejó conocer que en este momento "hay un gran problema de recesión, a lo que se le suma una gran sequía en el campo, por lo que hay un montón de dinero que no está ingresando al comercio".

En ese marco apuntó que "hay algunos rubros que se ven afectados desde el año pasado por la crisis del sector agropecuario, mientras que otros que no están ligados tan directamente al campo la empezaron a sentir en los últimos meses. Lo que se ve es que hay comercios afectados entre un 30 y un 50 por ciento" en el volumen de ventas.

Consultado sobre cuál es el malestar en común del sector comercial, explicó que "está dado en la caída de las ventas y algunos problemas de cobranzas, que no se realizan como sucedía tiempo atrás", principalmente por aquellos vencimientos ligados a las cosechas que no rindieron como se esperaba.

Controles

de tránsito

Luego se refirió a un pedido que recientemente CICAR realizó ante el municipio piquense, buscando que los controles de tránsito que realiza un cuerpo de inspectores salgan de la zona del microcentro, ya que los mismos también afectaban el ingreso de clientes.

"La poca actividad comercial de estos días hace que el comerciante por ahí esté un poco más sensible en algunas cuestiones a las que antes no les daba demasiada importancia", reflexionó Arnés.

Y seguidamente indicó que "un ejemplo de esto se dio con los operativos de tránsito, porque al hacerlos de manera reiterada en el frente de un comercio, el mismo se siente perjudicado".

Por lo tanto, desde hace algunas semanas el municipio ordenó que los controles de tránsito se realicen en distintos puntos de la ciudad y no mayoritariamente en el microcentro como venía sucediendo.

Otros pedidos

En tanto, Arnés agregó que al municipio "también se le solicitaron dársenas de estacionamiento en distintos puntos céntricos para la carga y descarga de mercadería", acción que todavía está en estudio para concretarse.

Mientras que otro pedido está relacionado con recuperar el Parque Recreativo "Delfín Pérez" de la laguna La Arocena. "Con gente de UNILPA estamos conversando para llevar adelante una campaña de forestación en todo el camino diagonal que va desde la calle 2 hacia la laguna", dejó conocer Arnés.

Finalmente, el titular de CICAR indicó que la institución comercial buscará durante 2009 "que el año político no nos haga perder el año institucional, para acompañar al comerciante en la situación que se vive, como tratar de mejorar las condiciones crediticias".

Comentá la nota