El comercio de Stroeder, en la peor crisis de su historia

El titular de la Corporación de Comercio, Industria y Servicios, Marcos Skopij, sostuvo que la caída en las ventas ronda entre el 40 y 50 por ciento y que varios comercios debieron cerrar sus puertas.
STROEDER: Una situación de crisis extrema, provocada por la sequía que viene padeciendo esta zona del distrito de Patagones desde los últimos cuatro años, sufren los comerciantes locales, según apuntó ayer, en diálogo con "La Nueva Provincia", el presidente de la flamante Corporación de Comercio, Industria y Servicios, Marcos Skopij.

"Históricamente nunca se vivió algo así. En 1962 y 1963 se registraron sequías, pero fueron dos años y el contexto era diferente. El costo de vida, hoy, aumentó significativamente", reflexionó.

El dirigente sostuvo que la agrupación, que funciona desde agosto de este año, surgió, precisamente, por la caída producida en las ventas, del orden del 40 y 50 por ciento, en la mayoría de los rubros.

Skopij, quien posee un comercio dedicado a la computación teléfonos celulares y kiosco, en el acceso a Stroeder, calificó de "caótico" el panorama que se vive actualmente y se lamentó de que muchas autoridades "hacen la vista gorda".

En tal sentido, recordó que esta localidad de 2.000 habitantes no posee fuentes de trabajo más allá del campo y el comercio.

"Contamos con una carpintería metálica que, al carecer de mercado aquí, próximamente se trasladará a Patagones o a Viedma", anticipó.

"El campo mueve al comercio. Luego, hay maestras, empleados de bancos y de EDES, pero más allá de eso, no tenemos nada", sostuvo.

Si bien dijo que desde 2005 el panorama productivo es "gravísimo", este año ha sido extremo, en especial los últimos meses, en que cerraron al menos 4 negocios de los 140 registrados.

"Esta zona es arena pura. La `malaria' se nota en todos los campos y la cosecha está totalmente perdida. No hay gente trabajando, peones ni changas", definió el dirigente.

En ese sentido, dijo que las principales consecuencias entre los comerciantes, pasan por deudas en calidad de monotributo, pocas ventas y estanterías vacías", dijo.

"Si la mercadería no se vende, no hay ganancias y esto lleva a una cadena peligrosa", puntualizó, para señalar que algunas otras personas dedicadas al comercio piensan en "bajar las persianas".

Con relación a la asamblea realizada en los últimos días, admitió la presencia de numerosos comerciantes tradicionales del pueblo que, a diferencia de lo que les ocurre hoy, nunca antes se habían mostrado preocupados.

"El rubro de alimentos es uno de los que más cayó, como despensas, almacenes o autoservicios. La gente gasta menos, sólo lo indispensable.

Con Curetti

Marcos Skopij calificó como "regular" la reunión mantenida el pasado miércoles, alrededor de las 20, con el intendente municipal de Patagones, Ricardo Curetti.

"Nosotros hemos pedido a la Provincia, a través del gobernador Daniel Scioli, la suma de 1 millón 200 mil pesos para el sector y Curetti ofreció gestionar 500 mil pesos, de los cuales 300 mil podrían obtenerse en diciembre y 200 mil en enero", dijo el dirigente.

"No sólo es muy poco, no alcanza, sino que esos fondos los necesitamos de manera inmediata", reclamó.

Más allá de lo expuesto, comentó que Curetti se solidarizó con el sector y reconoció que Stroeder no posee otras fuentes laborales más allá del campo.

Sin embargo, según los dichos de Skopij, Curetti admitió la difícil situación que vive la Provincia, signada por los escasos fondos.

"Nos dijo, textualmente, que el gobierno provincial está `rascando el fondo de la lata'".

El jefe comunal maragato dijo no tener inconvenientes en que, llegado el momento, y de no recibir una respuesta de la Provincia, algún integrante de la corporación viaje con él a Buenos Aires a gestionar ayuda a través de Nación.

"Es que hace unos días llamé a la secretaría privada de Scioli, para saber el estado de nuestro petitorio, y su asistente no tenía conocimiento del tema. Sin dudas necesitamos ayuda y si la Provincia no puede, nuestra intención es acudir al gobierno nacional", concluyó Skopij.

Cómo nació

El presidente de la Corporación de Comercio, Industria y Servicios de Stroeder, Marcos Skopij, recordó que un grupo de comerciantes comenzó a gestionar la formación de la corporación hace ya mucho tiempo, aunque recién se definió en agosto y sus representantes fueron elegidos en asamblea. "Aún no tenemos personería jurídica, pero la elección fue legítima", dijo el dirigente.

Más allá de las acciones específicas, la agrupación recibe otros pedidos.

"A través nuestro se está canalizando un reclamo consistente en reparar el camino que une Stroeder con J.B. Casás, ya que ese tramo ahorra distancia para mucha gente proveniente del norte que viaja rumbo a Bahía San Blas o Los Pocitos", indicó.

Comentá la nota