El comercio resiste el embate de la crisis económica en Sáenz Peña

El impacto de la crisis financiera que golpea al país, sumado a los efectos adversos de la sequía que se traslada a sectores de los servicios y la industria metalmecánica en Sáenz Peña, encuentra al comercio de la ciudad en una fuerte resistencia a achicar las fuentes de trabajo, pese a que los números no están cerrando por la caída de las ventas.

"Seguimos haciendo frente a esta crisis, con la confianza en que se va a mejorar la situación, pero lo que más está perjudicando ahora es la falta de lluvias, la sequía postergó las ventas", le dijo ayer a NORTE un comerciante de la calle San Martín, haciendo un resumen de lo que se vive en el interior del Chaco.

La economía tuvo una importante desaceleración desde el mes de marzo del año 2008, a partir del conflicto entre el gobierno nacional y el campo, la sequía hizo estragos en el sector agropecuario y aún persiste, la falta de políticas serias para recuperar a los distintos actores de la economía privada se hace notar, fundamentalmente ante la imposibilidad del acceso al crédito como única herramienta para sostener el giro comercial, indicaron desde la Cámara de Comercio de Sáenz Peña.

Opat: La mochila tributaria es muy fuerte

El secretario gremial de la Federación Económica del Chaco, Rodolfo Opat, sostuvo que "el principal agobio de la industria y el comercio" sigue siendo la alta tasa de impuestos, e indicó que con el objetivo de recaudar, la AFIP ha dispuesto un plan de blanqueo de capitales por el que se pretende regularizar los Impuestos y los recursos de la seguridad social (deudas previsionales), el régimen especial de regularización del empleo no registrado (blanqueo del empleo en negro) y la exteriorización de la tenencia de moneda nacional, extranjera, divisas y demás bienes (blanqueo de capitales). Para referentes del sector comercial de la provincia, dijo, este plan impuesto por la AFIP representa una buena oportunidad para los empresarios del rubro que están endeudados, al tiempo que consideraron que se debe aplicar una inyección de capital para que el empresariado comercial siga trabajando y que las fuentes de trabajo no desaparezcan.

El dirigente de Fechaco consideró que el blanqueo de capitales representa una alternativa para los empresarios que pretenden desvincularse de deudas onerosas, pero aseguró que, de no contar con una inyección de capital sustentable, una importante cantidad de emprendimientos desaparecerán.

Indicó además que ante los fuertes cimbronazos de la crisis internacional, se produce un desabastecimiento de productos recurrentes y se genera una disparidad en el comercio, porque hay galpones colmados de mercadería que no se vende.

Hay evasion y competencia desleal

El secretario gremial de la FECHACO sostuvo que las imposiciones tributarias que sufren los que más cumplen, hace que se sienta con mayor intensidad los sacudones de la crisis. En este sentido, Opat aseguró que a partir de la crisis internacional se ha despertado una comprensión hacia los empresarios que deben afrontar las presiones tributarias. "Hay una evasión generalizada y el trabajo en negro hace que la competencia sea despareja".

Por otra parte, Opat insistió en que las líneas crediticias deberían ser más viables para el comerciante, considerando que, si el empresario recurre a estas instituciones, es porque requiere de una ayuda extraordinaria de dinero en efectivo que le permita seguir trabajando y no que le genere erogaciones que se convertirán a futuro en créditos impagables, añadió.

El impacto en la metalmecanica

El conflicto irresuelto entre el sector agrícola y el Gobierno Nacional produjo una desaceleración en la economía argentina, aseguró el secretario de la FECHACO y sostuvo que la sequía histórica que golpea a las provincias del Norte intensifican los sacudones de la crisis económica internacional. En este aspecto, Opat se mostró preocupado por el futuro inmediato de empresas comerciales dedicadas a la venta de maquinarias agrícolas y a la actividad metalmecánica, considerando que su rendimiento depende estrechamente del del sector agropecuario.

Ante el difícil panorama que se presenta, indicó que "los chaqueños tienen sobradas experiencias relacionadas con el mal pasar, pero en cada una de ellas pudo salir adelante, y esta no será la excepción".

Comentá la nota