El comercio neuquino sufre la menor presión fiscal del país

Es el que menos impuesto a los Ingresos Brutos paga. Con la reforma fiscal, alcanzará la media nacional.

A nivel país, el gravamen es del 3% en promedio. Con los recientes cambios, las empresas provinciales abonarán ese porcentaje.

Neuquén > El sector comercial de la provincia es el que menos impuestos sobre los ingresos brutos paga en el país. Mientras que la media nacional ronda el 3%, en Neuquén ese valor está ubicado actualmente en un 2%. Sin embargo, a partir de la reciente reforma fiscal impulsada por el Gobierno, ese gravamen subirá un punto porcentual para medianos y grandes empresarios.

Un informe que realizó el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), a cargo del reconocido economista Nadín Argarañaz, a pedido de la Cámara Argentina de Comercio, detalla que el comercio minorista en la provincia paga un 2% cuando la media nacional es del 3%. También en el rubro mayorista se da la misma situación con un 2%, 0,8 puntos porcentuales por debajo del promedio del resto de las provincias del país.

Los datos fueron presentados el miércoles pasado en Buenos Aires en la jornada "La discriminación impositiva al sector comercial".

En ese estudio se analizó la presión fiscal sobre el comercio y los servicios en las 24 provincias y en los 100 municipios con mayor densidad demográfica.

Según se explicó en la jornada, el IIB es un tributo provincial que incide sobre la actividad económica: grava las ventas en todas las etapas del proceso económico.

"El IIB se cobra como un porcentaje sobre la facturación, por lo que la base imponible está constituida por todos los ingresos brutos que genera la actividad realizada. Por ello, el IIB constituye un gravamen sumamente distorsivo y que atenta contra la eficiencia económica", argumentó el licenciado Argarañaz.

Diferencias por provincias

En el análisis se estableció que la provincia que cobra la mayor alícuota es Buenos Aires, con 4,5 por ciento, tanto en el comercio mayorista como en el minorista.

En el rubro minorista, la siguen Córdoba, con un 4 por ciento, y Entre Ríos, San Luis y Santa Fe, con un 3,5. En tanto, Río Negro está en el promedio del 3 por ciento.

El comercio minorista de la provincia de Chubut es el otro que menos tributa del país, con un 2,1 por ciento, 0,1 puntos porcentuales más que Neuquén.

"El sector es el blanco predilecto cuando se trata de aumentar impuestos"

Neuquén > En el inicio de la jornada "La discriminación impositiva al sector comercial", el presidente de la Cámara Argentina de Comercio, Carlos de la Vega, explicó que en Argentina el comercio y los servicios generan el 62 por ciento del PIB "en línea con la tendencia de las principales economías mundiales donde los servicios generan la parte sustancial del producto".

Además, argumentó que es la actividad que da más trabajo en el país. "El sector tomado en forma amplia emplea a 4.804.449 personas, que representan el 70,27% del total del empleo en Argentina, según cifras proporcionadas por la AFIP a junio de 2009", indicó.

"Sólo el Comercio tiene 1.003.313 empleados registrados, que representan el 15% del total de empleados. Su convención colectiva es la más numerosa y por lo menos duplica en número a la que sigue en importancia, que también corresponde a los servicios y es el sector hotelero-gastronómico", agregó el titular de la CAC.

En este contexto, De la Vega ejemplificó que el comercio en el país no generó suspensiones ni despidos masivos y que por el contrario aumentó el empleo en un 1,14 por ciento con respecto al nivel de julio 2008.

"El comercio, en primer lugar, y los servicios en general, en segundo lugar, son el blanco predilecto cuando se trata de aumentar impuestos, tasas y contribuciones. Esto se explica en gran parte por las cargas subnacionales, tanto provinciales como municipales", cuestionó De la Vega.

En esta línea, desde la Cámara Argentina de Comercio consideraron que son necesarios cambios fundamentales en la política fiscal, que promuevan el crecimiento económico y el desarrollo.

"En relación a la estructura impositiva, es necesario adoptar un nivel de alícuotas de todos los impuestos que sea competitivo con el resto del mundo. Esto debe realizarse en el marco de una reforma tributaria integral (nación, provincias y municipios) y de una nueva ley de coparticipación federal de impuestos", esgrimió el presidente de la CAC.

Comentá la nota