El comercio marplatense empezó a prepararse para "pasar el invierno"

Empresarios locales reconocieron que hay "preocupación" por lo que sucederá en los próximos meses. Aconsejan no "sobre-stockearse" y pelear los valores del alquiler de locales. Negociar salarios de los empleados -aunque sin despidos- y postergar inversion

El comercio marplatense se prepara para pasar un invierno duro. Para ello, apela a las más diversas alternativas: no sobre-estockearse, pelear los precios del alquiler, negociar los salarios de los empleados, pero sin despedirlos, y postergar inversiones que en 2008 parecían viables pero que hoy parecen demasiado ambiciosas.

Estas son las principales estrategias a las que apelan los comerciantes marplatenses, según adelantaron a LA CAPITAL los referentes de las dos principales entidades mercantiles de la ciudad: la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) y la Cámara Marplatense de Empresas Comerciales y de Servicios (Cameco).

Si algo tienen en común Raúl Lamacchia -titular de UCIP- y Héctor Domínguez -vicepresidente de Cameco- es su convicción de que 2009 será un año difícil. A la hora de los pronósticos no sólo tienen en cuenta la crisis financiera internacional sino también los efectos de la sequía -que quitará liquidez en el mercado interno- y la crisis de la pesca, que originaría un bache económico en la ciudad.

"Lo dicen los comerciantes en las distintas encuestas que hemos realizado: la mayoría piensa que 2009 será un año duro, difícil y complicado" relató Lamacchia.

El dirigente aclaró, además, que comparte plenamente esta visión. "Recuperar la economía mundial va a llevar, por lo menos, todo el 2009 y eso va a tener un fuerte impacto en nuestra economía, así que el comerciante debe estar preparado. Vamos a tener que apretar los dientes", dijo.

Domínguez, por su parte, describió que entre los comerciantes hay "una gran preocupación" por la "combinación del aumento de los costos y la baja de las ventas" y apostó a la obra pública como mecanismo para mantener activo el mercado interno.

Causas, consecuencias y previsiones

En diálogo con LA CAPITAL Lamacchia recordó que en el mercado interno se viene produciendo una paulatina disminución de la actividad.

"Bajaron las ventas porque la gente ha dejado de consumir los productos de mayor valor o los prescindibles -describió-. Por eso hay rubros, como el automotriz o el electrodoméstico que han sufrido una gran caída, mientras que el alimenticio se ha mantenido y en algunos casos ha aumentado sus ventas. Esto indica que hay una propensión al ahorro y una disminución del consumo" añadió.

En cuanto a qué tiene que hacer el comerciante para prepararse para "pasar el invierno", Lamacchia fue conciso: "Tiene que tener un fuerte cuidado con los costos fijos y de funcionamiento del negocio pero privilegiando el mantenimiento del personal".

En este marco, apeló a la "responsabilidad" del mercado de alquileres. "Tienen que bajar sustancialmente (los valores)" dijo y advirtió que "ya hay comercios que han cerrado porque no pueden mantener el costo".

Lamacchia contextualizó esta política de precios con lo que, a su criterio, pasará a nivel nacional. "Las cosas dejaron de subir porque el mercado no lo permite -describió-. Al contrario, hay ofertas y rebajas. Creo que este año no habrá inflación y que, por el contrario, contra lo que habrá que luchar es contra la deflación".

Tras adelantar que CAME está organizando un seminario sobre cómo enfrentar la crisis, Lamacchia consideró que "toda la cadena comercial debe asumir que este año va a haber que apretar los dientes" aunque también pidió a la gente que "tenga confianza en que el impacto de la crisis en el país no va a ser como en Estados Unidos y Europa, porque si se asusta, nos perjudicamos todos".

Rubros saturados

A su turno Domínguez reconoció que "hay preocupación" entre los afiliados a Cameco, entidad que días atrás advirtió públicamente que varias empresas de Mar del Plata podrían concursarse después del verano.

"El panorama no es el mejor si se tiene en cuenta que las ventas vienen cayendo y los costos aumentando -describió el dirigente-. Ya hay varios rubros que están saturados, como las fruterías y verdulerías, los locales de venta de comestibles, los locutorios y cíber y las canchas de fútbol, que esperamos que no sigan el mismo camino que en su momento corrieron las canchas de paddle".

En este marco, Domínguez apostó a la obra púbica como recurso para mantener el mercado interno. "Si se realizan las obras que se han anunciado, como el techado del Patinódromo, el traslado de los boliches a la escollera Norte y la construcción del emisario submarino habrá una buena inyección de dinero en la ciudad y eso reactivará el mercado", dijo.

Los bancos están "retaceando el crédito a las pymes"

El titular de la UCIP, Raúl Lamacchia, afirmó que los bancos están "retaceando el crédito a las pymes" y los intimó a financiar a "quienes venden menos de 1,8 millones de pesos al año y no a quienes superan esa cifra, como están haciendo hasta ahora".

En diálogo con LA CAPITAL, Lamacchia relató que días atrás mantuvo una reunión con el titular de la Anses, Amado Boudou y el subsecretario de Finanzas de ministerio de Economía, Sergio Chodos.

"Les planteamos que los bancos están dando créditos a las medianas y grandes empresas y no a las pequeñas -relató-. Ellos nos dijeron que es porque los bancos están aplicando mal el programa: no hay que facturar 1,8 millones de pesos al año, como exigen los bancos, sino que ése es, justamente el límite superior".

"El problema acá no es el gobierno sino los bancos, que están líquidos pero eligen a las grandes empresas para darles los préstamos y nos a las pymes" remarcó Lamacchia quien advirtió que esa estrategia es "perjudicial y podría derivar en un aumento del desempleo".

Medidas clave

El titular de la UCIP, contador Raúl Lamacchia, describió las medidas que -a su criterio- adoptarán los comerciantes para hacer frente al invierno. Estos fueron los puntos salientes:

- Stock: "La mayoría intentar tener una rotación ágil de la mercadería, porque si el comerciante empieza a stockear también lo hará el consumidor y eso es negativo"".

- Empleados: "Tratarán de mantener su planta de empleados y, en última instancia, renegociar salarios de acuerdo a su situación particular. De todas maneras sería importante que el gobierno prevea un buen seguro de desempleo, que ayude a mantener el nivel de consumo y actividad".

- Inversiones: "Van a ser muy prudentes y racionales. Postergarán proyectos que quizás en 2008 parecían razonables pero que ahora aparecen como demasiado ambiciosos".

- Precios: "A pesar del aumento de los costos no se dará un aumento de los precios relativos, porque el mercado no lo permitirá. Podría haber deflación si la crisis se profundiza".

- Créditos: "Serán muy prudentes y racionales".

Comentá la nota