El comercio, la industria y los servicios quieren que se los incluya en la emergencia

SAENZ PEÑA (Agencia) --A partir de la declaración de emergencia, el comercio, la industria y los servicios del interior del Chaco solicitaron ayer ser incluidos en esta situación y demandaron una menor carga tributaria para estos sectores, además consideraron que se debe ampliar la base de quienes pagan tributos.
El gobierno nacional reglamentó ayer la emergencia agropecuaria nacional por medio de la cual contempla la prórroga de impuestos (bienes personales y ganancias) y la eliminación del arancel a las cartas de porte para productores afectados por la sequía, según lo expresado en la resolución 33/2009 publicada ayer en el Boletín Oficial.

El secretario gremial de Federación Económica del Chaco, Rodolfo Opat consideró ayer en declaraciones a NORTE que “así como el sector agropecuario recibió este valioso instrumento de ayuda para paliar la crisis provocada por la sequía, este impacto negativo repercutió de manera directa en el comercio, la industria y los servicios, de eso no hay ninguna duda”, indicó. Por esta razón consideró que estos sectores deben ser incluidos en la emergencia ya que se han visto afectados de manera considerable.

Opat dijo que es un importante reconocimiento del gobierno central que la crisis está, existe, pero hay que incluir a todos los sectores sobre de manera especial a quienes somos economías regionales agrodependientes, porque no hay que olvidar que si bien el sector agropecuario es factor dinamizador de la economía, no deja de ser menos importante el comercio y la industria, además de los servicios, en la generación de empleo genuino”, dijo.

Rodolfo Opat considera que estos sectores “son uno de los mayores empleadores de la economía”, y que para evitar la actividad se resienta aún más se hace necesario tener en cuenta que ante una emergencia por la sequía “lo menos que pedimos es que esa presión tributaria sea menos fuerte para los que están en regla”, explicando que es necesario que “sean más contemplativos en cuanto las inspecciones que recaen siempre en el que está inscripto, cuando hay un mar de actividades clandestinas y vistas a todas luces que no tributan un solo peso al Estado, pero sin embargo, no tienen inspecciones ni nada por el estilo”, se quejó.

Dijo que en vez de mantener las inspecciones y controles a los que están en blanco que los inspectores “por indicaciones de sus superiores, salgan a buscar más contribuyentes, para que haya mayor equidad, porque hay una infinidad de actividades de todo tipo que no pagan un solo peso de impuestos”.

Quieren precisiones

Rubén Dykyj, de la Federación Agraria Argentina, consideró que es necesario “tener mayor información acerca de cómo se instrumentará la ley”, aunque valoró la postura del Chaco en cuanto a la propuesta presentada en los niveles nacionales: “Realmente, estamos en plena coincidencia con el subsecretario de la Producción, Miguel Brunswig porque se debe mejorar el sistema, y pidió herramientas para mitigar este fuerte efecto de la sequía”.

De todos modos, el joven dirigente agrario se reservó su opinión luego de conocerse a través del Boletín Oficial que “no es muy claro en cuanto a qué zonas abarcará la emergencia” aunque eso lo resolvería el gobierno nacional a instancia de las provincias.

El secretario de Agricultura de la Nación, Carlos Cheppi, había dicho que la determinación de las zonas que serán declaradas “demorará un tiempo en función de diversos estudios que deberán realizarse”.

Comentá la nota