COMERCIO E INDUSTRIA Insiste en que no haya reformas en la Tasa de Seguridad

Los directivos de la Sociedad Comercio e Industria volvieron a expresar una fuerte oposición a la reforma en el sistema de cobro de la Tasa de Seguridad e Higiene, tema en el que trabaja una comisión conjunta integrada por la secretaria de Hacienda Municipal, Malena Baro, y miembros del Concejo Deliberante.
En un escrito dirigido al presidente del cuerpo parlamentario local, Adrián Feldman, los jerarcas de la entidad dieron a conocer oficialmente la postura formulada en los últimos días ante los medios de comunicación, basándose en los “eventuales aumentos” que provocaría tal modificación.

En esa nota, a la que tuvo acceso La Verdad, los representantes de la institución de calle 25 de Mayo fundaron su posición en los siguientes puntos:

“1) Dentro del esquema tributario municipal, la Tasa de Seguridad e Higiene es una de las pocas tasas que se actualizan permanentemente como consecuencia de la obligación anual que tienen los contribuyentes de presentar su declaración jurada denunciando ingresos obtenidos, cantidad de personal, titulares y metros cuadrados ocupados.

Cabe agregar, además, que lo más significativo del padrón (aquellos contribuyentes que facturan por encima de $ 900.000.- anuales) ya están tributando sobre la base de ingresos brutos, demostrando un coeficiente de cumplimiento superior al 92%, consecuencia de los aumentos de precios por estar inmersos en una economía inflacionaria, sumado al incremento de la actividad económica de algunos sectores. Muchos de los contribuyentes hoy bimestrales, pasarán a ser mensuales a partir del ejercicio 2009, significando automáticamente para ese grupo un nuevo incremento en el costo de la tasa”, indica el texto enviado a los concejales.

Más abajo aparece un segundo argumento: “La más elemental lectura de la realidad nos muestra rápidamente los efectos de una crisis económica que ha comenzado a hacerse sentir con intenso rigor en el comercio, la industria y los servicios. Cuanto menos resulta inoportuno pensar en aumentar la carga tributaria de estos sectores, cuando desde los mismos se realizan a diario ingentes esfuerzos para mantener el volumen de actividad, poder mantener así la capacidad laboral ocupada y cumplir con los compromisos impositivos existentes”.

Ante ese escenario, desde la comisión de Comercio e Industria afirmaron que “una vez más nos permitimos reiterar nuestro punto de vista ya expresado en oportunidad de cambios tributarios anteriores, en el sentido que debemos exigir de la Provincia de Buenos Aires y el Estado Nacional una discusión seria y profunda sobre la distribución de los fondos coparticipables a fin de lograr soluciones más justas y definitivas para los municipios. Hasta tanto ello no ocurra, las comunas continuarán experimentando serias dificultades presupuestarias y se verán obligadas de continuo a apelar al repetido argumento del aumento de tasas”.

Los directivos cierran la misiva señalando que “confiamos en la prudencia y la sensatez de nuestros gobernantes”.

Comentá la nota