El comercio exterior dejó un saldo de u$s 15.727 millones hasta noviembre

El comercio exterior dejó un saldo de u$s 15.727 millones hasta noviembre
La receta básica del gobierno de Cristina Kirchner para mantener el equilibrio comercial en épocas de crisis internacional –restringir al máximo posible las importaciones y esperar la recuperación paulatina de las exportaciones– dio en noviembre sus mejores frutos en lo que va del año.
De acuerdo con los números que adelantó ayer la Presidenta, la balanza comercial –la diferencia entre exportaciones e importaciones– cerró el mes pasado con un superávit acumulado de u$s 15.727 millones, un 32% por encima del mismo período del año pasado. La primera mandataria dio a conocer esas cifras durante el acto convocado ayer al mediodía para anunciar la conformación de un fondo de reservas monetarias para el pago de la deuda externa durante 2010.

Fiel a la costumbre de compartir datos positivos en presentaciones públicas, la primera mandataria ahondó en estadísticas: si se tiene en cuenta el crecimiento interanual de la balanza comercial, el incremento de noviembre a noviembre fue de un 73%, hasta los u$s 1.245 millones del mes pasado. En conjunto, esos números implican, en palabras de la Presidenta, que "por primera vez en noviembre se quebró la línea negativa interanual, y estamos en exportaciones 1% más que las del año pasado y hemos bajado drásticamente del 49% menos de importaciones de mayo a sólo 12% menos de importaciones en noviembre respecto del mismo mes del año anterior".

A pesar de la crisis financiera internacional, que comenzó en octubre de 2008, y su capítulo local, que se tradujo en un enfriamiento del consumo, en especial durante el primer trimestre, el Gobierno logró mantener el superávit comercial durante todo el año.

La mayor parte de las respuestas a esa dinámica se las lleva el freno a las importaciones de bienes e insumos. De acuerdo con números del Indec, incluso en los meses más complicados, como enero y septiembre, el saldo comercial se mantuvo a favor de la Argentina en más de u$s 900 millones, mientras que en los momentos picos del año arañó los u$s 2.500 millones (mayo).

Sucede que a pesar de la fuerte caída de las exportaciones –cayeron entre 5% y 40% según el período del año–, la reducción de compras al exterior fue aun mayor, con tropiezos de hasta casi un 50% en algunos meses, lo que originó un conflicto comercial con Brasil.

Los números acumulados, sin embargo, traslucen los efectos de la crisis internacional en el comercio exterior de la Argentina. Según los últimos números oficiales disponibles, en los primeros ocho meses del año las ventas al exterior cayeron 24%, mientras que las compras de bienes e insumos a otros países se desplomaron un 39%.

Comentá la nota