El comercio cayó 30%.

Así lo indicó el titular de la Cámara de Comercio de Mendoza, Sergio Brennan. Menos el farmacéutico, todos los demás rubros acusan la baja.
Por la crisis económica, la incertidumbre de las elecciones, el invierno con temperaturas cambiantes y la pandemia de gripe A, las ventas descendieron 30% en comparación al 2008. Así lo afirmó Adolfo Brennan, presidente de la Cámara de Comercio de Mendoza. Los rubros más golpeados son el de electrodomésticos e indumentaria. "Estamos elaborando un manual de procedimiento para hacerle frente a la situación, por ahora, la estrategia principal es disminuir el stock", manifestó Brennan.Es por eso que las casas de ventas se visten de carteles que plasman alternativas para seducir a los compradores. Un creativo letrero en la puerta de Ficción se anticipa a los hechos anunciando: "Invierno y crisis, porque entendemos la situación, liquidamos en plena temporada". Diego Ferrando, encargado del local, afirmó que "los clientes sólo compran lo justo y necesario".Otro factor que estimula la merma de ventas, es el aumento de precios de la canasta básica familiar.

"Hay mucha incertidumbres a la hora de elegir, como este invierno no ha sido tan frío, la gente prefiere guardar el dinero para los gastos de la casa", comentó Roberto Cunto, encargado de la tienda 5ª a Fondo. La caída de 30% de las ventas no es sólo en los comercios de indumentaria, sino que también incluye toda clase de rubros. "Somos dueños de Foto Charles, donde también ha empeorado la situación", sentenció Cunto."En el área de deporte, la crisis no se ha sentido con tanta fuerza, pero julio va a ser un mes complicado, la gente anda muy asustada por la gripe A", aseguró Marcelo Busceme, encargado de SportTotal.calles vacías. Es notoria la disminución de peatones que transitan por el centro. Esto no se debe sólo a las bajas temperaturas. "La gente está muy asustada, y nosotros, como comerciantes, tampoco queremos contagiarnos", expresó Andrea Riesco, encargada del local de lencería Montemar.De esta manera, a los dueños de negocios se les presenta un dilema: seguir con las ventas, las cuales no prevén muchas ganancias, o cuidar a su personal. "Cierro el salón para no exponer a los empleados, y les doy goce de sueldo", dijo Marco Menéndez, dueño del salón de belleza Caro y encargado de Fer Zapatos. Así, los vendedores toman todo tipo de precauciones, limpian constantemente y utilizan alcohol en gel.En el Mendoza Plaza Shopping, la situación parece diferente, pero no lo es. Si bien los locales no tienen carteles llamativos con promociones o descuentos, sí se realiza hoy una liquidación nocturna a partir de las 19 en todas las tiendas. Así lo informó Natalia Montenegro, encargada de Ver. "Las ventas han bajado 40% en lo que va del año", agregó Montenegro.Otro sector fuertemente vapuleado es el de la venta de telas importadas. René Abasto, vendedor de Crisa, aseguró: "Las ventas habían disminuido 30% por modificaciones en los precios internacionales". "Siempre esta sección percibió bajas, pero ahora serán mayores, porque comúnmente en invierno las madres aprovechan a salir y mirar las telas para los 15 o las fiestas de egresados, sin embargo, en los últimos días, hay menos gente en las calles", explicó Abasto.uno que no cayó. Dentro del mosaico comercial, el rubro que no ha sufrido fuertes bajas es el de las farmacias. Según confirmaron desde Farmacias del Centro, las ventas se han mantenido constantes y, en general, hubo ganancias. "Las farmacias son un rubro muy estable", opinó María Marta Guisasolla, de marketing de Farmacias del Centro.

Comentá la nota