El comercio abre mañana y los empleados dictaron paro

El comercio abre mañana y los empleados dictaron paro
El sector no quiere perder ventas y el sindicato dice que trabajar mañana aumenta el riesgo de contagio.
El asueto sanitario establecido por el Gobierno Nacional para mañana, a fin de evitar actividades multitudinarias y reducir así las posibilidades de contagio de la gripe A, generó un conflicto en el sector comercial de San Juan. Es que los propietarios de los comercios decidieron abrir normalmente el viernes, para no perder tantas ventas después del feriado de hoy. Pero, a la vez, el Sindicato de Empleados de Comercio decidió decretar un paro de actividades para el mismo día, bajo el argumento de evitar la propagación de la enfermedad.

Hasta anoche, la comunicación de ese paro no había sido formalizada en la Secretaría de Trabajo de la provincia, según informó el subsecretario del área, Roberto Correa Esbry. Según establecen las leyes laborales, una medida de fuerza debe ser informada a la autoridad con al menos 24 horas de anticipación. Y como eso no podrá hacerse hoy por ser feriado, es de suponer que la huelga genere algún tipo de conflicto legal en caso de realizarse.

"Yo no creo que el paro se lleve a cabo, sino que más bien debe ser un llamado por parte del sindicato dado que el sector privado también tiene derecho a resguardar su salud -dijo Correa Esbry-. Y como no hemos sido notificados, todavía no hemos evaluado ningún tipo de medida al respecto".

Temprano, el Centro Comercial de San Juan difundió ayer un comunicado en el que transmitía su decisión de abrir mañana. Pero, a la vez, extremando medidas preventivas sanitarias para empleados y para el público, y pidiendo a la gente que no saliera en grupos familiares a hacer compras, sino de forma individual.

Más tarde, el Sindicato Empleados de Comercio emitió su propio comunicado, con el que no sólo anunció el paro y pidió a los trabajadores del sector no ir mañana, sino también invitarlos a no trabajar hoy (opción comprendida en la ley por ser Feriado Nacional) y recomendarle al público reducir al máximo sus salidas de compras este fin de semana, bajo el lema "Quedémonos en casa".

Pero el sector comercial es el único donde nació un conflicto, ya que la administración pública, tanto nacional como provincial y municipal, adhiere por completo al asueto de mañana (sólo se mantendrá los servicios municipales como recolección de residuos). A la vez, los bancos no atenderán pero sí recargarán los cajeros automáticos. Tampoco habrá ningún tipo de actividad en las escuelas, donde algunos docentes están asistiendo por tareas administrativas.

Y lo que sí funcionará será los servicios elementales vinculados a la salud, dada la emergencia sanitaria en la provincia. La OSP atenderá el viernes de 8 a 13 sólo para entregar órdenes de consulta y farmacia. Y en Salud Pública, atenderán hoy y mañana una parte de Epidemiología (en el Centro Cívico) y todos los médicos, enfermeros y personal de hospitales y puestos sanitarios.

Comentá la nota