Comerciantes de la zona denuncian que están acosados por robos y asaltos que nadie puede ¿o no quieren? frenar

Tras el intento de robo que dejo como saldo con muerte cerebral a Mariano Gerardo Campos, empleado de la heladería Ibiza ubicada en la esquina de Córdoba y Larrea, las repercusiones de los hechos delictivos que ocurren en el sector demuestran a las claras la incipiente inseguridad.
Testigos del hechos también resaltaron que después del incidente pasadas las 22.30 ningún "medico del servicio de guardia del Hospital Privado de la Comunidad asistió a la victima baleada porque tienen orden de no atender a ningún paciente de la vía publica".

Lo concreto es que los comerciantes de la zona denunciaron a "él Retrato" los hechos delictivos que azotan al sector.

"Salude a Mariano cuando cerré la carnicería a las 10 de la noche" recordó el carnicero Charly. , acotando que "a nosotros ya nos robaron 4 veces y la policía no hace nada porque esta atada de pies y manos".

En tanto, Maria una vecina resaltó que "son muchos los robos que se suceden por el sector comercial de la calle Córdoba y no descarto los frecuentes asaltos que ocurren en las viviendas de ese barrio".

Eduardo, encargado de un polirrubro advirtió que como medida preventiva "nos alertamos entre vecinos cuando vemos algún maleante". Y destaco que "nos ha salvado la custodia que tiene el Hospital Privado de Comunidad".

Asimismo cabe destacar que la farmacia ubicada frente al HPC detuvo su índice delictivo (promedio de 4 veces por semana) al contratar a un efectivo policial. En tanto, una dietética sita en la avenida Juan B. Justo también toma las precauciones del caso: "cuando vemos algo raro nos disponemos de forma estratégica para evitar robos".

Comentá la nota