Comerciantes tienen "bajas" expectativas para las ventas de fin de año

El presidente de la Coordinadora de Actividades Mercantiles Empresarias (CAME), Osvaldo Cornide, aseguró que las expectativas de ventas para fin de año son "bajas" y pidió al Gobierno que implemente "cuanto antes" los créditos al consumo
Según dijo Cornide, las expectativas de los comerciantes para las ventas de Navidad y Años Nuevo son "desalentadoras" para el sector, en relación con las registradas el año pasado, porque "la demanda ya ha caído bastante".

Conide indicó también que si los créditos anunciados por el Gobierno para impulsar el consumo, como las nuevas facilidades para comprar electrodomésticos y automóviles, se implementaran "rápidamente y con eficacia" se pueden alcanzar aún niveles de venta "aceptables"

En ese sentido indicó que el año pasado se registró un récord absoluto de ventas desde la crisis económica de 2000-2001, por lo que si en 2008 las ventas se situaran sólo un 10% o un 15% por debajo de 2007, los números "serían buenos".

Insistió con que "si todos estos anuncios de créditos al consumo se implementan rápidamente, podemos llegar a niveles aceptables de ventas. De todas maneras, las expectativas son bajas en relación al año pasado porque la demanda ha caído bastante".

En ese marco, dijo que el principal problema que tienen las empresas hoy está fundado en la "falta" de liquidez, ya que debido a la crisis financiera la banca privada está "sentada sobre el dinero" y los créditos de los bancos oficiales "tardan meses en ser otorgados".

Por ello, Cornide afirmó que los empresarios están "ansiosos" de escuchar la implementación de estas medidas oficiales para apuntalar el consumo, a las que consideró "el oxígeno que necesitan (las pequeñas, medianas y grandes) compañías".

En sintonía, el presidente de la Cámara de la Industria del Sweter, Pedro Bergaglio, afirmó que las ventas del sector textil se redujeron hasta un 30 por ciento en todo el país y señaló que los empresarios que quieran vender en las fiestas lo mismo que en 2007 tendrá que visitar al doble de clientes.

"Aquel que pueda mantener los niveles de ventas de fines del años pasado se puede dar por más que satisfecho. Definitivamente, para cumplir con las metas que se tenían habrá que ser mucho más creativo, estar encima del negocio, y capacitar al personal", indicó Bergaglio.

En el mismo sentido pronosticó que las liquidaciones "se van a anticipar" y explicó que los comerciantes que lograron mantener sus ventas en los mismo indices que en 2007 lo hicieron a través de promociones y ofertas.

Por otra parte, dijo que en el sector textil todavía no se han registrado despidos pero sí suspensiones: "el 90% de la gente que estaba suspendida y cobrando entre el 70 y 85% de su sueldo, fue reincorporada".

Al igual que Cornide, Bergaglio dijo que "hay más temores que factores reales" que inciden en el consumidor porque lo que rige hoy es una crisis de expectativa, que "aún no dio tiempo a que se instale la verdadera faceta de la crisis.

Comentá la nota