Comerciantes y representantes de artistas, en la mira de la Justicia

Los datos fueron aportados por el Tribunal de Cuentas de la Municipalidad. Intensa tarea contable en Delitos Económicos. Revisan el pago de cada cheque oficial.
Alrededor de una quincena de proveedores se encontrarían siendo investigados por la Justicia, sospechados del cobro de importantes sumas de dinero, por diferentes contraprestaciones, realizadas por la Subdirección de Cultura, cuando Julio Fernando Alegre estaba al frente de la Municipalidad de la Capital.

Los datos se encuentran bajo una minuciosa revisión por parte de las autoridades de la División Delitos Económicos.

Esos resultados serían considerados claves para sumarse al expediente que se instruye por el presunto desfalco a la comuna santiagueña y, que actualmente se encuentra en manos del juez del Crimen de Segunda Nominación, Miguel Ángel Moreno.

Según informaron fuentes judiciales, entre esa quincena de proveedores se hallarían desde comerciantes locales hasta representantes de diferentes artistas que fueron contratados para los espectáculos organizados por Alegre.

En consecuencia la atención de los técnicos pasaría por la revisión de los expedientes tramitados, oportunamente, desde el área de Cultura de la Municipalidad.

Después se seguiría el control sobre quiénes firmaron y cobraron cada uno de los cheques oficiales por distintas contraprestaciones.

La cuestión fundamental sería determinar si los representantes y comerciantes que percibieron esos montos, cumplieron con lo convenido con la comuna, caso contrario se incurriría en un fragante delito contra las arcas del erario público.

Se indicó que, una vez completada la revisión de cada una de esas partidas, las autoridades estarían en condiciones de llamar a prestar declaración testimonial a cada uno de esos proveedores, con el objetivo de corroborar los antecedentes que tiene la policía.

De acuerdo con los registros del Tribunal de Cuentas, el programa de Cultura habría tenido a su disposición más de $ 300.000 mensuales en una cuenta especial, según fuentes judiciales.

Trascendió que los primeros informes sobre esta etapa de la investigación se basarían en un "muestreo", aportado –inicialmente– a la Justicia, a través de un informe entregado por Durval Edgar Abdala, en su carácter de integrante del Tribunal de Cuentas de la Municipalidad de la Capital.

Una de las rendiciones de cuentas detectadas por el mencionado tribunal, corresponde a un monitoreo vinculado al egreso de partidas de la cuenta especial de programación cultural, eventos y turismo, correspondiente al periodo de septiembre de 2008.

De acuerdo con los registros consignados en la causa, se le sumaría luego otro informe similar de rendiciones de cuenta de noviembre del 2008, más precisamente, en el expediente identificado como Nº 1687-S-09 de la cuenta especial de programación cultural, eventos y turismo.

Los datos oficiales se completarían con los resultados contables sobre las rendiciones de febrero del presente año que aparecen en el expediente Nº 9301-C-09 de la cuenta especial de Programación Cultural.

En torno de esos periodos, el informe de Abdala –que aparecería en el expediente judicial a fojas 1826/28– reveló esas cuentas habrían estado bajo la órbita de la Secretaría de Coordinación de Gabinete "cuya gestión se encontraba a cargo del C.P. Rodolfo Mema".

Las conclusiones del organismo de contralor municipal habrían aseverado –en primera instancia–que "en lo que respecta a las rendiciones de los períodos de septiembre del 2008, noviembre del 2008 y febrero del 2009, se ponen en evidencia presuntas irregularidades en el manejo de los fondos vinculados con dudoso destino, en cuanto a que los mismos estén referidos a los gastos que deban ser afrontados por el Municipio, violando en algunos casos la expresa disposición del artículo 5º de la Carta Orgánica Municipal. Por otra parte, se advierten también la existencia de pagos efectuados en forma reiterada a determinados proveedores". l

Comentá la nota