Comerciantes reclaman acciones del Estado contra las megaferias

La instalación de una feria de grandes dimensiones en 520 y ruta 36 ha movilizado a los comerciantes minoristas de la zona oeste del Partido de La Plata, ante lo que consideran el desembarco de un emprendimiento que decretará el final de muchos negocios locales, y el deterioro de la economía regional.
La preocupación unió a los comerciantes que, con representantes de cámaras del sector, participaron el martes a la noche en Olmos de una tensa reunión en donde estuvo presente un apoderado de la sociedad anónima que instalará la Feria.

A ese encuentro asistieron los concejales Gonzalo Atanasof, Oscar Negrelli, Teresa Razzari, y José Arteaga; el concejal electo Gastón Crespo, y el senador provincial Javier Mor Roig. La reunión fue convocada por el centro comercial de Olmos, y estuvieron presentes las autoridades de la Federación Empresaria de La Plata, de la Asociación Comercial de Los Hornos, y vecinos de Abasto y Romero.

Al comenzar la deliberación, ingresó al salón el abogado Gustavo Abraham, apoderado de la firma "Arca de la Alianza sociedad anónima", entidad que junto con la mutual AMTE, se asociaron para instalar en un predio de 20 hectáreas, con 3.000 metros cubiertos, algo que los habitantes de la región ya bautizaron como una "versión platense de La Salada".

Abraham intentó despejar dudas sobre el proyecto, y aseguró que tendrá una finalidad de comercio mayorista, con especial dedicación en los rubros indumentaria y electrodomésticos. Sin embargo, los presentes no confiaron en la palabra, y hasta hubo cruces muy acalorados, como cuando el concejal Oscar Negrelli acusó al informante de querer "embaucar a los comerciantes minoristas de la zona, para integrarlos y luego enterrarlos".

Por su parte, el dirigente empresarial Mario Turkenich reclamó a los presentes "ser muy duros en la defensa frente a este emprendimiento". Describió el proceso de instalación de grandes consorcios mayoristas, que beneficiados por huecos en las normativas o falta de control estatal, están instalándose con emprendimientos reducidos en distintos barrios, lo que ha generado un horizonte de temor para el comerciante. Turkenich recordó que la instalación de Wal Mart y Carrefour en Gonnet significó el cierre de unos 80 comercios en esa zona de La Plata.

En la reunión, los comerciantes exhibieron su malestar por la falta de control desde el municipio, la permisividad de la venta ambulante y la instalación de puestos sin habilitaciones, y la desigualdad ante la ley. Así lo manifestó Alejandro Guanzetti, presidente de la FELP, y el titular de ACLHO, Guillermo Palumbo, la entidad que reúne a todo el comercio de Los Hornos.

El senador Javier Mor Roig reconoció que es necesario hacer cumplir al Estado las normativas. En términos similares se expresó el concejal electo Gastón Crespo. Por su parte, el concejal José Arteaga dijo que es necesaria una estrategia legal para evitar que los consorcios mayoristas obtengan recursos de amparo que les permitan avanzar a pesar de las normativas.

El dirigente Hugo Mollo les dijo a los referentes políticos, que los había convocado para que se definan, si apoyarían a los comerciantes o no. También dijo que el Estado provincial obligó a las empresas locales a firmar acuerdos para no despedir empleados, y al poco tiempo se inició una presión nunca vista sobre el sector, con el aumento de impuestos y presión de controles, "al tiempo que se hace la vista gorda con la venta ilegal".

"Así que muchachos, les pido que se definan, porque nosotros también tenemos que definirnos: o combatimos a estos sistemas de ventas no habilitados y dudosos, o nos sumamos y entramos en la misma, entonces", desafió Mollo.

xz

En respuesta, el concejal Oscar Negrelli propuso que en el Concejo Deliberante se elabore una herramienta legal para impedir la instalación de esta megaferia en el límite entre Melchor Romero y Abasto. El dirigente de FELP, Mario Turkenich, propuso enviar al Concejo Deliberante una nota para que los concejales voten una suspensión por noventa días de todo trámite de habilitación de comercios mayoristas. La concejal Teresa Razzari consideró una propuesta interesante, y planteó que los empresarios remitan el pedido del Deliberante.

Por su parte, Gonzalo Atanasof reclamó que el expediente iniciado por "Arca de la Alianza S.A." en ámbitos del Departamento Ejecutivo comunal, sea girado al Deliberante para su tratamiento en comisión.

El emprendimiento de avenida 520 y ruta 36 está finalizado desde el punto de vista edilicio. Esta semana, el consorcio que administra el proyecto terminó de cumplir con requisitos de la Dirección de Obras Particulares para el empadronamiento final de la obra. Está en la fase de pedido de habilitación para funcionar como comercio, que según el apoderado, sería de tipo mayorista de indumentaria y electrodomésticos. Pero las respuestas dadas a los comerciantes no brindó tranquilidad, porque por ejemplo, todavía no han definido cuál sería la unidad mínima de venta, ni otros rasgos operativos.

"El Estado nos lleva a una situación escandalosa y sin salida", aseveró Mario Turkenich. El malestar en la región oeste es muy fuerte. Los comerciantes minoristas observan cómo avanza la venta ilegal, los puestos que se montan provisoriamente y le sacan el trabajo a comercios tradicionales; la proliferación de ferias cuya habilitación no es probada; y la falta de acciones evidentes por parte de los organismos estatales de control para respaldar a los centros comerciales de los barrios.

"No puede ser, es increíble, que un intendente no pueda sacar a puestos que llegan con camionetas no se sabe de dónde, venden sus productos de procedencia poco clara y burlan todos los controles, sin pagar impuestos, colgándose de la luz, y con todo en negro", exclamó indignado un comerciante de Abasto, en una noche vivida en Olmos que presagia acciones fuertes por parte del nucleamiento comercial de la región. (www.agencianova.com)

Comentá la nota