Los comerciantes protestan y amenazan con iniciar juicios.

Los comerciantes protestan y amenazan con iniciar juicios.
Perjuicios: la Circunvalación remodelada tiene catorce cruces semaforizados y una baranda de hormigón que divide la avenida. Los comerciantes de la rotonda del casino y la Ruta 5 y los que están en el tramo hasta la rotonda sur, se sienten perjudicados por las demoras de la obra y las características que tiene ahora la arteria. Piden soluciones al municipio.
Un grupo de propietarios de comercios linderos a la Avenida de Circunvalación, entre la rotonda del casino y la rotonda sur, se quejaron de los perjuicios que les acarreó la obra de remodelación de esa arteria. El miércoles a la noche se reunieron con el intendente Francisco Torroba y le pidieron cambios en el ordenamiento del tránsito y otras mejoras. Amenazaron con iniciar juicios por daños y lucro cesante si no obtienen respuestas.

No es la primera vez que la remodelación genera quejas. A fines del año pasado ya se habían hecho escuchar las quejas de los vecinos de los barrios que están fuera de la Circunvalación, por el aislamiento en el que quedan. La nueva avenida tiene un paredón en el medio de más de un metro de alto. También se cuestionó la falta de seguridad para el tránsito y la ausencia de cartelería.

Ahora, la mayoría de los dueños de los comercios que están a la vera de la Circunvalación -también algunos que están sobre la Ruta 5, a la entrada de la ciudad- plantearon los perjuicios económicos que les trae aparejado la falta de bajadas desde la arteria principal y las dificultades que tienen los automovilistas para llegar hasta sus negocios.

En algunos casos, aseguraron, ya perdieron la temporada y la merma de clientes ha sido notoria. “El turista sigue de largo, no puede bajar en ningún restaurante. Estamos en una isla”, le contó a El Diario uno de participantes del encuentro.

Torroba respondió que por ahora no pueden hacer mucho y recién cuando la empresa entregue la obra, podrán introducir alguna variación en el ordenamiento vehicular. De todos modos, elevarán los planteos a Vialidad Nacional. “Esto es fruto de la improvisación”, reconoció el jefe comunal (Ver aparte).

Caballo regalado

Los comerciantes juntaron firmas y le pidieron una audiencia a Torroba el pasado lunes. El intendente con algunos de sus colaboradores directos los atendió el miércoles a las 19:00. El encuentro duró una hora y media. “Por ahora es un pedido para que la Municipalidad intervenga y logre soluciones. No es nuestra intención provocarle un dolor de cabeza más al intendente. Pero esto algún día se puede transformar en cartas documento y juicio de por medio”, dijo ayer Enrique Luis Badino, de la parrilla Las Brasas.

La obra de remodelación se inició hace cuatro años. La ejecuta la empresa Burwardt y Cia SA. Y está a cargo de Vialidad Nacional. El convenio se firmó durante la gestión del ex intendente Néstor Alcala. Ya tendría que estar concluida. Pero aún faltan algunos trabajos, como tres puentes prometidos para facilitar el cruce de los peatones.

“A caballo regalado no se le miran los dientes. Pero por más que venga de arriba, no se tendría que haber aceptado como venga”, resumió Badino la queja de los comerciantes. “El problema principal es que hicieron una autopista en medio de la ciudad. Está mal diagramada la semaforización y no hay bajadas, para llegar a algunos comercios hay que dar una vuelta tremenda”, explicó.

Además de los perjuicios para sus negocios, el miércoles plantearon falta de seguridad en el tránsito, por ejemplo, a partir de que en algunos cruces el paredón central impide la visibilidad de los conductores o el peligro que implica la diferencia de altura en las bajadas a las colectoras que ya provocó el vuelco de un camión cargado de cajones de cerveza frente a Barrio Matadero.

“El intendente nos dijo que son concientes y están abocados a solucionar los problemas. Esto va a provocar que se fundan los comercios y muchos accidentes”, pronosticó Badino.

Espera

En la reunión, el jefe comunal y sus funcionarios respondieron que tienen que aguardar que la empresa entregue la obra oficialmente para poder tomar decisiones como cambiar el sentido de circulación en colectoras y las calles que la atraviesan o permitir el giro a la izquierda, algunos de las ideas que están en estudio.

“Nos dijeron que están atados de pies y manos. Que están intimando para que entreguen la obra lo antes posible”, señaló Badino. “Hay voluntad. Aceptan el error, que no es de esta administración. Van a ver cómo solucionar los accesos a los negocios. Solucionar la bajada va a ser complicado”, añadió.

Las quejas y presentaciones que se hicieron en Vialidad Nacional no modificaron los trazos iniciales de la obra. También hubo problemas con la iluminación, que hasta ahora está habilitada parcialmente y no en todo el trayecto. Desde Vialidad Nacional prometieron que las tres pasarelas aéreas estarán construidos antes del 1 de marzo, para que los niños que van a las escuelas puedan cruzar la ruta sin peligro.

Los comerciantes y Torroba quedaron en reunirse nuevamente. Entre los comercios que promueven el reclamo hay hoteles como el Lihuel Calel o el de ACA, restaurantes como Don Florencio (propiedad de la abogada Mirta, esposa del secretario de Obras y Servicios Públicos, Diego Bosch) o Los Caldenes y negocios como Garbarino o Comercial Belgrano.

Comentá la nota