Comerciantes piden controles de AFIP y Gendarmería

Tras los acontecimientos del lunes 4 en el que vendedores ambulantes coparon las calles céntricas, desde el Centro Comercial remarcaron que "hay entidades nacionales que tienen que hacer controles de comercialización que no los hacen".
Las calles de la ciudad se vieron abarrotadas de gente en las compras próximas al Día de Reyes. Es por ello que miles de personas llegaron a comprar su regalo para sus seres queridos. Esta situación fue aprovechada por cientos de vendedores ambulantes que coparon las calles y en muchos casos dificultaron el normal tránsito de la gente por la vereda.

Los comerciantes afirmaron que "la venta ilegal es algo que nos perjudica y mucho". Más si se tiene en cuenta que en su mayoría los ambulantes comercializan productos por los cuales no facturan y que obtienen de lugares donde tampoco se hace ningún tipo de tributación.

Según comentaron algunos comerciantes, ciertos vendedores ambulantes van hasta la Salada, en Buenos Aires y allí compran productos truchos que luego los venden a bajo precio en la provincia. "Esto hace que sea muy difícil competir en precios con cualquiera de ellos", dijo un exaltado tendero que tuvo en sus puertas a uno de estos vendedores.

Los comerciantes van más allá del tema de la aparición o no de este tipo de comerciantes. Y cargan sus tintas directamente contra AFIP y Gendarmería porque si "vos viajás a Buenos Aires y llegás en colectivo te revisan todos los paquetes, te piden facturas y comprobantes de compra, porque no lo hacen con esta gente". La realidad es que este tipo de comerciantes no pasa por los controles donde hacen este tipo de revisiones y a la hora de comercializar tampoco cuentan con controles como los de la AFIP que tendrían que ver "la evasión al fisco cada vez que se vende un producto de esta naturaleza". Por ello piden controles igualitarios para todos, porque cuando esto ocurra "nosotros vamos a trabajar tranquilos y esa gente no podrá hacerlo porque está operando en la ilegalidad", aseguran los comerciantes.

Comentá la nota