Comerciantes y gastronómicos se oponen al cambio de hora

La medida implementada en 2007 tiene por objetivo contribuir al ahorro de energía. Sin embargo, para el comercio y la gastronomía "no tiene lógica" y son los rubros más perjudicados. Piden que Santa Fe no adhiera al cambio horario.
A la hora 0 del 18 de octubre habrá que adelantar los relojes una hora. La medida, que se prolongará hasta marzo de 2010, fue implementada en 2007 luego de que el Congreso Nacional aprobara la Ley N° 26.350 con la finalidad de contribuir al ahorro de energía.

En nuestra ciudad ya se escuchan voces en contra al cambio del huso horario, sobre todo desde los sectores comerciales y gastronómicos. Argumentos como "alteraciones en el reloj biológico de la gente" y un "ahorro de energía poco significativo" son los señalados a la hora de explicar el porqué de la oposición.

Consultado por El Litoral, el vicepresidente del Centro Comercial, Jorge Baremberg, manifestó que la medida impulsada desde el gobierno nacional "no tiene lógica".

"En un país que quiere crecer y desarrollarse lo que se tiene que resolver es lo atinente a cuestiones de fondo, como estimular un parque de generación eléctrica mucho más importante. Consideramos que es el Estado el que se tiene que hacer cargo de los cambios estructurales del parque de generación eléctrica y no estar resolviendo con cuestiones de este tipo el ahorro de energía", dijo Baremberg. Y agregó: "Además, desde el gobierno de Raúl Alfonsín que estamos adelantados una hora respecto de nuestro huso horario correspondiente, con lo cual a partir del 18 de octubre vamos a estar dos".

Al vicepresidente del Centro Comercial también le preocupan las alteraciones en el reloj biológico de los trabajadores, sobre todo de las mujeres. "Las mujeres tienen que ser madres, esposas y con jornadas laborales tan largas no se alcanzarán a recuperarse que deberán volver a trabajar. El tema es que con el cambio de horario la gente sale después de las 18 a hacer las compras y la actividad comercial deberá prolongarse para recuperar las horas más tempranas que se perdieron", indicó.

El presidente de la Asociación Empresaria, Hotelera, Gastronómica de Santa Fe, Luis Hediger, manifestó por su parte que dicho sector también está "totalmente en desacuerdo" con el cambio de hora sobre todo ante las pérdidas económicas que tendrá.

"La medida nos perjudica. La gente no tiene la costumbre de salir a cenar con la luz del día, y entonces concurre más tarde. En diciembre, a las 22, todavía va a ser de día y eso va a significar para nosotros que la renovación de las mesas sea menor porque prácticamente la gente va a elegir el mismo turno para cenar", explicó Hediger. Y agregó: "La mayor discusión pasa por los reales resultados de esta medida. Si vos me decís que vamos a ahorrar un 30 % de energía, estamos de acuerdo; pero el tema es que no se hace un ahorro significativo y encima nos perjudicamos".

Nota al gobernador

Días atrás, la Asociación Empresaria, Hotelera, Gastronómica de Santa Fe presentó un escrito a las autoridades provinciales donde solicita que Santa Fe no adhiera al cambio de hora. El mismo pedido fue presentado en las Cámaras de la Legislatura. "Primero fue el conflicto con el campo, después la gripe A, ahora el cambio de hora... Nuestro sector viene siendo perjudicado hace tiempo, y es para repuntar un poco que queremos que Santa Fe no adhiera al cambio de hora", manifestó Hediger. Y finalizó: "Además de que el ahorro de energía es insignificante".

Comentá la nota