Comerciantes exigen disculpas y el gremio hará otro escrache

La Cámara de Comercio no se presentó ayer en la reunión con el Centro Empleados de Comercio que había convocado la Subsecretaría de Trabajo intentando conciliar posiciones acerca del reclamo de recomposición salarial e implementación del plus patagónico.
En cambio, los comerciantes exigieron una disculpa pública del gremio por los escraches en los negocios de la ciudad que abrieron sus puertas el pasado 8 de noviembre, día feriado no laborable. La réplica gremial no se hizo esperar: convocaron a una manifestación, mañana, a partir de las 10 horas, frente a la sede de la entidad.

"Creo que son los empleados los que merecen una disculpa pública por la explotación a la que están siendo sometidos los días feriados, los hacen trabajar sin tener en cuenta horarios ni descansos", respondió el secretario general del CEC, Carlos Nemesio.

Más bronca

Los gritos y la bronca por la actitud de los comerciantes fue la nota saliente de la reunión de la comisión directiva y los delegados del gremio, ayer al mediodía, después del fracaso de la convocatoria del subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontaá.

En realidad, un día antes, el lunes, el gremio había logrado sentarse con los directivos de las grandes cadenas de supermercados, que se comprometieron a dar una respuesta definitiva el viernes.

La reunión en el despacho de Pedehontaá estaba prevista a las 10 de la mañana. Pero antes llegó una notificación de la cámara que preside Roberto Nevares, aclarando que no se presentarán a ningún encuentro si antes no hay pedido de disculpas público de parte del gremio por los "graves hechos" ocurridos durante la protesta del 8 de diciembre.

Ese día, una manifestación gremial prendió cubiertas, tiró huevos e hizo aplaudidas en el frente de los negocios que abrieron sus puertas a pesar del día feriado. El gremio denunció que los trabajadores son obligados a presentarse en sus puestos de trabajo y no tienen libertad, en realidad, para decidir si lo quieren hacer o no.

"Hacen trabajar obligatoriamente a empleados con sueldos miserables. El jueves vamos a esperar la respuesta en Trabajo y vamos a hacer una manifestación frente a la Cámara. Esperaremos su respuesta también y obraremos en consecuencia", anticipó Nemesio.

El gremialista insistió ayer en denunciar que los feriados "los empleados son obligados a trabajar sin el pago de las horas extras sin descanso compensatorio. Los trabajadores son explotados".

Comentá la nota