Los comerciantes están de acuerdo con que se cobre la tasa de seguridad

Lo hizo saber la SCIPA que el martes expondrá sus propuestas ante el Concejo. Pero exigen que sea de bajo costo y optativa. Además de los foristas será la única entidad que presentará proyectos.
Los comerciantes pilarenses, en su mayoría, están de acuerdo con el cobro de una tasa de seguridad con el fin de que los fondos sean dirigidos a la prevención y erradicación de los delitos.

Así lo hicieron saber las autoridades de la Sociedad de Comerciantes, Industriales, Propietarios y Afines de Pilar (SCIPA), que pondrán como condición que el nuevo impuesto sea de bajo costo, remitiendo a la actual crisis financiera que afecta al mundo. Además pedirá que la medida sea optativa.

Esto se conocerá el próximo martes a las 20 cuando la Comisión de Seguridad y Derechos Humanos del Concejo Deliberante cite a los representantes de la cámara de comercio para conocer las propuestas que la entidad tiene sobre los proyectos apuntados a mejorar la seguridad.

La presentación que la SCIPA realizará ante los ediles, no es más que algunas propuestas de "adaptación" a los proyectos que les hicieron llegar desde el HCD.

Según el titular de la cámara, Daniel Castro, los agregados se hicieron sobre las dos propuestas impulsadas por el bloque oficialista, creadas por su jefe y presidente de la comisión en cuestión, Carlos Olivera.

Ambos escritos fueron analizados por los comerciantes y entre las modificaciones que propondrán serán especificaciones en algunos puntos de los mismos.

Entre ellas que el ente que manejaría la seguridad sea realmente autárquico y no tenga ningún tipo de incumbencia o participación política.

Además aconsejarán que las ONG que participen de la creación del Organismo de Seguridad e Integración Ciudadano (OSIC) cuenten con personería jurídica la cual es emitida por las autoridades provinciales.

En tanto, reclamarán que las agencias de seguridad privada que participen, estén empadronadas para corroborar que funcionan en forma legal.

Según un relevamiento realizado por la propia SCIPA, los comerciantes no presentarían ningún tipo de resistencia en pagar una tasa mínima para colaborar con la prevención y eliminar el delito, pero se rehusarían a abonar una suma significativa mensualmente.

Optativa

Según Castro, la tasa que según sostuvieron ediles en distintas declaraciones, rondaría entre 1 y 10 pesos, según el poder tributario del vecino, deberá ser optativa y que aquellos frentistas y comerciantes que se nieguen a pagarlo deberán ser eximidos del impuesto.

Vale recordar que éste fue uno de los puntos más polémicos desde que hace meses atrás se mencionó la posibilidad de crear el OSIC, ya que la pregunta de todos los sectores fue "de dónde sacarían los recursos económicos para solventar las necesidades presentadas por la fuerza policial".

Allí nació la posibilidad de la creación de una tasa de seguridad municipal, cuyos fondos fueran destinados al equipamiento de la policía a través del OSIC.

Es que según la Ley Orgánica de las Municipalidades (LOM) que rige la conformación y el funcionamiento del ente autárquico, éste debe contar con un presupuesto propio que deberá ser aprobado por el HCD.

Para obtener fondos, el ente cuenta con dos opciones: las donaciones de las entidades más poderosas o el cobro de un nuevo tributo.

De esta manera, los primeros en apoyar esta posibilidad fueron los foros de seguridad, aunque días después de haber presentado un escrito en el que sostenía que habían consensuado y apoyado el proyecto por unanimidad, hubo foros que se mostraron en contra de la tasa y se dividieron las aguas.

En tanto, es el intendente Humberto Zúccaro quien aún no se pronunció al respecto y hasta aseguró que no dará a conocer su opinión hasta que no se presente un proyecto concreto en el HCD. Según allegados al mandatario, el jefe comunal no estaría de acuerdo con el cobro de un nuevo tributo.

Cambios

En los próximos días podrían producirse cambios de autoridades en varias dependencias policiales del distrito, según confirmaron a El Diario fuentes de la propia fuerza.

Policía paralela

Otra de las ideas que se debatió entre la aceptación y el rechazo fue la creación de una policía paralela o municipal. La idea se escuchó por primera vez de boca de representantes de las entidades más fuertes, las cuales se creía en un primer momento que aportarían la "tajada" más grande de dinero para financiar la seguridad. Posibilidad que se fue desvaneciendo con el correr de los días y derivó en la creación de la tasa de seguridad.

La intención de contratar a policías retirados que puedan portar armas para sumarlos a las patrullas de Prevención Ciudadana, era el eje de esta creación de una fuerza de seguridad comunal.

Comentá la nota