Comerciantes esperan precisiones sobre nuevos controladores fiscales

El principal reparo gira en torno a los costos de los nuevos equipos, que según se anunció tendrán que ser de "última generación". Piden que el Estado se haga cargo, con mecanismos tales como el crédito fiscal.

El anuncio del próximo reemplazo de los actuales controladores fiscales por otros que operarían en línea con la Administración Federal de Ingresos Públicos -AFIP- fue recibido con cautela por los comerciantes marplatenses, quienes consideraron necesario "contar con mayores precisiones" sobre cómo se implementará la medida.

En línea con la posición adoptada por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), a la cual pertenece, la Unión del Comercio, la Industria y la Producción de Mar del Plata (UCIP) aclaró que no se opondrá a cualquier avance en el control de la evasión pero reclamó que los costos de los nuevos equipamientos sean absorbidos por el Estado y no por el sector privado.

Otra duda que aún no fue despejada es si el proyecto implica una ampliación de los sujetos alcanzados o solo involucra a quienes ya fueron incorporados al sistema, que -como se recordará- no incluye a diversos contribuyentes, como por ejemplo los monotributistas.

El secretario de Prensa de CAME a nivel nacional, Vicente Lourenzo, y el titular de la UCIP local, Raúl Lamacchia, recordaron que la mayoría de los comercios ya cuenta con el controlador fiscal, que como se recordará es un equipamiento electrónico homologado por la AFIP que procesa, registra y emite comprobantes de venta, al tiempo que posee una memoria inviolable donde se almacenan los datos considerados de interés fiscal.

Tal como informó LA CAPITAL, el reemplazo de dichos controladores por otros "de última generación" fue anunciado el pasado lunes por el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) Ricardo Echegaray, como parte de una serie de medidas cuyo objetivo es "agilizar y simplificar el comercio interno e internacional".

Tras la reunión, tanto Lourenzo como Lamacchia aclararon que "estamos de acuerdo con toda medida que combata la evasión pero consideramos que si ahora se va a pedir una nueva tecnología su costo no debe a cargo del comerciante, sino del Estado que es el que se beneficia con su uso".

Tras aclarar que por el momento no se conocen los costos de los nuevos equipos, Lourenzo descartó que "como es tecnología de última generación no serán baratos. Y nosotros ya venimos haciendo gastos en este rubro, porque los controladores fiscales no son baratos".

En este sentido, Lourenzo y Lamacchia consideraron necesario "llegar a un acuerdo para que sea el Estado el que se haga cargo de los costos" y sugirieron "distintos mecanismos, como descargar del IVA o de otros conceptos".

"Por ahora sólo han sido anuncios: todavía no hay reglamentación -concluyeron los dirigentes-. Por eso creemos que hay que esperar a tener más precisiones".

Detalles sobre la propuesta

Según datos aportados a LA CAPITAL por la AFIP, el proyecto anunciado por Echegaray consiste en el lanzamiento al mercado de nuevos equipos de controladores fiscales que "permitirán la transmisión de datos de interés fiscal de forma remota, automática, inmediata y periódica con las bases centrales de la AFIP".

Se especificó que los equipos "vendrán provistos de una memoria no volátil, inalterable e inaccesible por el responsable, que almacenará el detalle y los totales de las operaciones realizadas".

Asimismo la AFIP informó que incentivará los cambios de los equipos -cuyos costos no fueron divulgados- mediante "un régimen de incentivos fiscales como por ejemplo, la amortización acelerada y un régimen especial de crédito fiscal".

En cuanto a los beneficios del sistema, la Administración explicó que permitiría un "ahorro de papel y de almacenamiento de las cinta testigo papel, que en la actualidad los comercios deben conservar por cinco años".

Asimismo se sistematizarían los trámites relacionados con la gestión de controladores fiscales y permitiría realizar un reempadronamiento del parque de controladores fiscales.

Los otros cambios

Además de la modernización de los controladores fiscales, el paquete anunciado por el Gobierno Nacional incluyó la factura electrónica para las operaciones de exportación y para los seguros de caución, la incorporación de la firma digital para los contratos de compraventa de granos y la creación del programa de trazabilidad fiscal de ganado bovino.

"No sería nada complicado si el sistema realmente funciona", afirmó a LA CAPITAL un empresario del sector exportador marplatense, quien recordó que actualmente las exportaciones se realizan con facturas especiales, pero en papel.

Por otra parte fueron varios que consideraron que los nuevos anuncios apunta, principalmente, a combatir la evasión en el sector agropecuario. "Cada vez les ponen más escollos para poder operar en negro" afirmaron, aludiendo tanto a la factura digital como a la firma digital para los contratos de compra-venta de granos y al programa de trazabilidad fiscal para el ganado bovino.

Internet

Además de la compra del nuevo controlador fiscal en sí, una de las consecuencias que traería aparejada la implementación del sistema anunciado por la AFIP sería la obligatoriedad de contar con el servicio de Internet. "Es un nuevo costo fijo que los comerciantes no estamos en condiciones de absorber" afirmaron varios comerciantes consultados por este medio.

Comentá la nota