Comerciantes: Dicen que venden 50% menos por la obra cloacal

Ya solicitaron a OSSE que acelere la construcción. El diputado Castro pidió que les perdonen impuestos.
"Mi facturación cayó un 50% en mayo respecto a abril y junio ya es un desastre, las ventas están terribles; el cliente de siempre llega, pero la venta de pasada se paró totalmente con la calle cortada", dijo Ernesto Salas, propietario de la distribuidora de bebidas Pueyrredón.

La obra de la renovación de la red cloacal afectó a unos 20 comerciantes de la zona que están sufriendo en los bolsillos la falta de circulación por la calle 25 de Mayo, entre EEUU y Pueyrredón, en Capital.

Por eso un grupo de 30 personas -entre comerciantes y vecinos-, presentaron una nota al presidente de Obras Sanitarias Sociedad del Estado (OSSE), pidiendo que apuren los trabajos y vuelvan a habilitar el tránsito a la brevedad.

La gente contó que llevan dos meses y medio con la calle cortada por la obra y desde OSSE aseguraron que están dentro de los plazos previstos, fijados entre 4 y 5 meses.

Pero además esta semana el diputado Enrique Castro -ex basualdista- presentó un proyecto de ley en el que propone eximir por un año del impuesto Inmobiliario a los ciudadanos afectados por los problemas en la red cloacal; y otro proyecto de declaración donde sugiere a OSSE que los exima del pago del servicio por un año.

Mario Vila tiene un taller de radiadores sobre calle 25 de mayo y ayer contó que "la actividad está malísima; bajó un 50% el trabajo. Hay talleres que me conocen y me traen trabajo, pero un particular con su vehículo no tiene como llegar", aseguró Vila.

Víctor Oropel, dueño del Almacén Oropel, dijo que también sus ventas cayeron "por lo menos 50% con la calle cortada".

Desde el taller de Rectificaciones Climent, aseguraron que "como a todos los comerciantes de la zona, nuestras ventas cayeron , aunque no se cuál es el porcentaje", dijo Mario, un empleado de la firma.

Todos ellos firmaron la nota que ahora está en manos de OSSE. Salas explicó que

pidieron a la empresa estatal, responsable de las obras cloacales, que aceleren las mismas debido a la reducción de sus ventas. Pero también porque al vecino común esta obra le trae problemas: El municipio dejó de hacer la recolección de basura, los colectivos dejaron de pasar y la zona de volvió insegura a ciertas horas de la madrugada y la noche.

Otros comerciantes de la zona, como el Taller Toyota, dijeron que si bien es engorroso tener la calle cortada, se las rebuscan para que las movilidades puedan ingresar al taller, según contó Horacio Más.

La respuesta

Adrián Cuevas, titular de OSSE, dijo ayer a DIARIO DE CUYO que "todo se puede analizar, pero no existe alternativa alguna para hacer la obra de otra manera.

Acá tenemos que sopesar el interés en conjunto de la comunidad con el interés personal; y la tarea del Estado es salvaguardar el interés de todos".

Agregó que son conscientes de los problemas que la obra acarrea a la gente pero aseguró que están cumpliendo con los plazos. "Esa zona -Pueyrredón y 25 de Mayo- pertenece al 4to frente de obra que tiene plazos de ejecución de 4 ó 5 meses; estamos dentro de esos plazos del contrato", dijo Cuevas.

El funcionario destacó que se trata de la renovación de 5 kilómetros de cañería cloacal que tiene 25 años de vida y en la que realizan sus descargas 90.000 sanjuaninos.

Comentá la nota