Comerciantes denuncian caos por demora de obras cloacales

Comerciantes denuncian caos por demora de obras cloacales
Son los de calle San Luis entre Rawson y Caseros. En OSSE admiten retardos y hablan de 45 días más
En la esquina de San Luis y Güemes está la veterinaria "San Juan" cuyo dueño, Ernesto Cortínez, fue a la Defensoría del Pueblo con un planteo para que se terminen pronto las obras cloacales de la puerta, antes de que su negocio caiga en la ruina y para mermar los problemas de seguridad que han aumentado porque -sostiene- la media sombra de la obra favorece la actividad delictiva. Aseguró que en consonancia con los trabajos y las calles cortadas, sufrió un 80% de pérdidas de ingresos en los últimos 30 días. Una situación similar contaron a DIARIO DE CUYO otros comerciantes de la zona, que piden que se agilice la obra, porque consideran que el ritmo es muy lento y los perjuicios son muchos.

Desde OSSE, su titular Adrián Cuevas admitió demoras en esta parte de la obra, que integralmente se extiende por calle San Luis entre Rawson y Entre Ríos y es parte de un plan integral para cambiar 5 kilómetros de cañería dividido en 4 frentes de trabajo en la ciudad (ver aparte).

Para Cortínez, "OSSE y la empresa se lavan las manos" y dijo que con las calles cortadas desde el 15 de mayo tiene serios problemas con las urgencias de los animales que atiende, porque la gente no sabe cómo llegar y que han disminuido las consultas. "A los clientes les roban de los autos o con arrebatos porque con la media sombra y la calle sin circulación es más fácil robar", aseguró. Por eso, afirmó, tuvieron que poner junto al vendedor de repuestos para autos de la otra esquina, un servicio de vigilancia pagado por ellos.

Ese vecino, Roberto Oliva, dueño de Electricar, afirmó que sus ventas han bajado entre un 60 y un 80% en el último mes y que por la baja tuvo que echar un empleado. "Esto es un limbo, favorece a los delincuentes", analizó. El dueño de la concesionaria de San Luis y Rawson, Jorge Fiorentino, se limitó a decir que "me han arruinado".

Manuel Montaño, propietario de la Papelería Daff, dice que sus ingresos bajaron más de un 40% en los últimos dos meses, "desde que se empezó a cortar el tráfico". Aseguró que "hay problemas desde estacionamiento hasta arrebatos y roturas de vidrios". Gustavo Bustos, de la inmobiliaria Cenit, dijo que compensan la falta de concurrencia con el uso de teléfono pero pidió, como sus compañeros de cuadra, que se agilice la obra antes de que empeore.

Cuevas aseguró que "estimamos que en unos 45 días podemos estar con la renovación total en San Luis desde Rawson a Güemes. El resto va a ir avanzando a medida que vamos haciendo la obra, estimamos que en 3 ó 4 meses más llegaremos a Entre Ríos, cerca de diciembre".

El funcionario agregó sobre ese tramo que "la demora es porque esta obra empezó más tarde que todas las otras como consecuencia de que las bombas necesarias que ya se han colocado en la intersección de calle Caseros llegaron tarde porque no había en el mercado argentino. Son bombas especiales que levantan hasta 400 litros por segundo y lo trasladan hasta Avenida Rawson. Además, estamos tomando todos los recaudos porque es la que tiene mayor profundidad comparada con los otros tramos, estamos hablando de una tapada de 5,5 metros".

Si bien la obra en calle San Luis desde Rawson a Caseros se inició hace un mes, el corte de las calles es anterior, según ratificó Cuevas: "Es por la rotura de hormigón que hay que hacer, son obras muy complejas, los plazos son complicados porque van surgiendo situaciones imprevistas". Y agregó que no ha habido tiempo ocioso en el corte de calles: "Lo que pasa es que los vecinos quieren ver cavar una máquina pero no únicamente pasa por ahí".

Comentá la nota