Comerciantes confían la vuelta del estacionamiento medido a plaza Pringles

Fue el pedido más urgente que hicieron. Aseguran que el Municipio lo instrumentará cuanto antes. Creen que será un factor para el repunte de las ventas y beneficiará a los turistas.
Los comerciantes del microcentro puntano confían en que retorne cuanto antes el estacionamiento medido alrededor de la plaza Pringles para que comiencen a repuntar las ventas. Ese fue el pedido más urgente que acercaron al secretario de Transporte, Guillermo Godoy, en la que reunión que sirvió para “reabrir el diálogo” entre ambos sectores y que el funcionario municipal se comprometió a dar respuesta, según informó el presidente de la Cámara de Comercio de San Luis, Vito Carmosino.

“El Municipio está estudiando implementar el estacionamiento medido en unos 60 a 90 días, pero nosotros le manifestamos que esperar ese tiempo era muchísimo”, confesó Carmosino, quien fue uno de los abanderados en solicitar a Godoy que analicen el instrumento legal de más rápida aplicación que permita anticipar la operatividad de la medida. Por eso, los solicitantes descartaron que requiera el paso previo y el aval del Concejo Deliberante.

“Le reiteramos un montón de veces que la vuelta del estacionamiento en la plaza Pringles tiene que ser inmediata”, remarcó el presidente de la Cámara y dijo que ante la insistencia del reclamo el Secretario de Transporte reconoció, en cierta manera, “que debían corregir ese punto y que hubo algunos errores” en la primera etapa del Plan de Reordenamiento Vial vigente desde enero. Tres miembros de la Cámara y seis comerciantes que no están asociados coincidieron en plantear que la imposibilidad de dejar los vehículos en el punto más céntrico perjudicó a la tendencia turística que visita la ciudad. “Considerando que tenemos muchos turistas de paso, a partir de esta medida los hemos perdido porque no pueden estacionar en la plaza y cuando lo hacen por la noche, los agentes de policía que la custodian los mandan a las playas que ya están cerradas”, ejemplificó María Cristina Gastaminza, quien asistió a la reunión, es propietaria de dos maxiquioscos y fue titular de la institución de comerciantes. También hicieron notar que mientras el Gobierno de la Provincia apunta a captar el turismo, la política municipal lo desalienta porque no permite llegar con el vehículo hasta la plaza central de la capital. “Cuando uno viaja a cualquier ciudad lo primero que hace es visitar la plaza principal y de ahí dirigirse a los monumentos históricos y demás atractivos, pero acá no se puede hacer”, expuso Carmosino y enfatizó que “no se puede entender cómo ante una urgencia a las 2 o a las 3 de la mañana no se puede estacionar sobre la plaza para ir a una farmacia”.

Según Gastaminza, el compromiso de flexibilizar las medidas llegará con la segunda etapa del Plan de Reordenamiento del Tránsito. “Se debe permitir el estacionamiento después de las 22 horas, el sábado a la tarde, los domingos y feriados”, fue el pedido primitivo de los comerciantes. Aunque esperan que el Municipio determine una franja horaria mayor para dejar los vehículos en reposo.

“El fraccionamiento, costo y la forma de instrumentación será decisión de la Intendencia, al igual que los demás lugares en donde se aplique el estacionamiento medido”, aclaró Carmosino luego de calificar al comercio como un “sector que contribuye fuertemente a los ingresos municipales”.

Tanto Gastaminza como Carmosino destacaron la predisposición al diálogo que encontraron en el secretario de Transporte municipal, con el que El Diario de la República intentó infructuosamente comunicarse ayer en forma personal y telefónica.

En la reunión los comerciantes plantearon otros temas, como los lugares de carga y descarga de mercadería que no fueron señalizados y la competencia ilegal con los vendedores apostados en la vía pública. Y si bien lamentaron que pasaron cinco meses desde el primer pedido de audiencia consideraron que ahora empieza una nueva etapa en la relación con la Intendencia.

Comentá la nota