Los comerciantes aseguraron que las ventas bajaron un 15 por ciento.

El porcentaje es comparado con el 2007 en tiendas de ropa. A pesar de los descuentos, que alcanzan el 60%, aseguran que los precios no trajeron más compradores.
Los comerciantes del centro, que se dedican al rubro indumentaria, aseguraron hoy que las ventas tuvieron una caída del 15% con respecto al año pasado.

Es por eso que los dueños de los locales no ocultaron su preocupación. La escasez de clientes es muy marcada, a pesar de los importantes descuentos que se promocionan en las vidrieras.

En algunos casos, las rebajas alcanzan el 60%, pero no se han incrementado la cantidade de compradores.

Desde algunas tiendas razonaron que la situación se debe al recambio turístico. Sin embargo, los descuentos comenzaron a aplicarse desde el día de Reyes y hay preocupación porque incluso en plena temporada, la baja de ventas fue considerable.

Comentá la nota