Comerciante atribuye importante pérdida a los bajones de tensión y exigió mejorar el servicio.

Comerciante atribuye importante pérdida a los bajones de tensión y exigió mejorar el servicio.
El empresario lácteo Mario Paganini denunció que ayer se le quemó una de las cámaras de frío a causa de bruscas oscilaciones. Técnicos matriculados se lo confirmaron y con el informe escrito reclamará a Edefor. Dijo que tanto usuarios comerciales como residenciales no pueden seguir en esta situación y exigió que “si se cobran tarifas de primera”, el servicio sea acorde. Además, aseguró que la prestataria tiene “una actitud infantil de echar la culpa siempre a los otros” y que los usuarios siempre son los que “pagan los platos rotos”.
Con los cambios bruscos de tensión que se perciben desde hace varios meses en el suministro eléctrico, el sector comercial y empresarial de Formosa advirtió sobre los riesgos que esto representaba para todos los emprendimientos, sobre todo en cuanto a la pérdida de equipamiento.

Muchos ya hablaron de freezer y heladeras que debieron ser reparadas, y los comerciantes de barrio no pueden abastecerse de productos que necesitan frío por miedo a perderlos.

Ayer se dio un caso de magnitud: Mario Paganini, de la empresa láctea La Estancia, denunció que bajones le quemaron una de las cámaras de frío de su firma, algo que le demandará un gasto de aproximadamente 3 mil pesos -aún los técnicos no lo determinaron exactamente- sólo en el bobinado y lo obligó a pedirle a una de las empresas que lo abastecen que desvíe todo un cargamento de lácteos hacia la provincia de Corrientes, dado que no estaba en condiciones de recibirlo.

“En uno de los bajones, alrededor de las 4 ó 4.30, no alcanzamos a cortar la luz y se quemó el compresor de una de las cámaras. Llamamos a los técnicos urgentemente y me confirmaron que la causa fueron las oscilaciones. La vez pasada me habían quemado de la misma manera un compresor”, dijo el empresario a La Mañana.

El empresario dijo que esto “no se lo cobra a nadie”, porque se dirigió a Edefor y no obtuvo respuesta. En este sentido, acusó a la empresa de tener una actitud “infantil”, porque “cuando se les pide explicaciones hacen como un chico que se portó mal en la escuela: la maestra lo reta y siempre dice que no fue él y señala a otro”.

“Edefor hace lo mismo, porque cuando tenemos problemas como éstos siempre dicen que fue el sistema de Paraguay, o que CAMMESA o el Chaco; nunca fueron ellos”, agregó con resignación. Según experiencias de gente que conoce, los reclamos formales se siguen pero “no llegan a nada”.

De todos modos, Paganini pidió a los técnicos matriculados que elaboren un informe escrito detallando que la pérdida de la cámara se dio por la causa mencionada, que adjuntará al costo de la reparación para reclamar ante Edefor.

Servicio

“Hoy la tarifa que se paga es alta y lo menos que pretendo es un servicio acorde a lo que estamos pagando, porque si se corta la luz sí puede ser responsabilidad de quienes la producen, porque esta empresa es sólo una distribuidora, pero los bajones sí son responsabilidad de ellos”, aseguró el integrante de la Cámara de Comercio e Industria de Formosa.

“Hoy la tarifa correspondería a un muy buen servicio, y no lo estamos teniendo”, dijo, y agregó que, si bien estaba de acuerdo con un ajuste tarifario por las inversiones que deben hacerse, no debía alcanzar “el 200 por ciento, como se lo reajustó”.

Con la Cámara vienen trabajando en el tema tarifario -emitieron volantes con la leyenda “El tarifazo empobrece”-, pero ahora volvió a preocupar principalmente el servicio, “porque es de cuarta”, según sus palabras.

Tampoco acepta que se eche la culpa de esto al consumo, porque “ellos saben cuántos barrios se van haciendo en Formosa y que eso recargará la demanda. Si no hacen las inversiones al sistema, esto va a ser moneda corriente cada vez más”. El problema de todo esto, dijo Paganini, es que los usuarios “seguimos pagando los platos rotos”.

Comentá la nota