"Comercializar trigo es casi imposible"

Cree que la situación puede revertirse desde mediados de año. Criticó en duros términos al secretario Guillermo Moreno. Y apuntó al doble discurso del Gobierno para generar mayor siembra de soja.
Con una estrategia que apunta a superar las protestas con cortes de ruta, la cúpula del sector agropecuario decidió convocar este martes al ministro de Agricultura de la Nación, Julián Domínguez, a una asamblea a realizarse en el Teatro Broadway en Capital Federal el martes próximo, donde asistirán los referentes de las distintas zonas trigueras del país para exponer sus dificultades para sustentar la producción.

De este modo, por el momento pasa a un segundo plano el pedido efectuado por las bases antes de fin de año para comenzar una prolongada acción de fuerza "a tranqueras cerradas", que implicaría la no comercialización de carne, trigo y leche, según se había anunciado oportunamente.

Ayer la presidenta de la Sociedad Rural local, Norma Urruty, evaluó en el programa radial "Un Cacho de mañana" el contexto por el cual se llega a esta decisión. Señaló que a mediados de año podría comenzar a revertirse la situación y consideró poco factible que la Presidenta pueda gobernar mediante el empleo de decretos y vetos. Deslizó que la estrategia del Gobierno, en contra de sus propios predicamentos, es fomentar el cultivo de soja. Y valoró en forma negativa la presencia de Guillermo Moreno al frente de la Secretaría de Comercio Exterior.

La ruralista pronosticó que el año 2010 se convertirá en un punto de inflexión en la relación con el Gobierno. "En el transcurso del año, en cuanto al conflicto, se pueden ir resolviendo cosas. Estamos muy esperanzados en la acción parlamentaria. Creemos que a mediados de año el conflicto puede empezar a revertirse. Al menos en lo central y en lo que hace a comercializaciones, que hoy son el impedimento más grave que tenemos".

Urruty dijo que "sería una locura" que la presidenta Cristina Fernández gobernara mediante "vetos y decretos. No me parece que puedan vetar absolutamente todo lo que se trate en el Legislativo. No tiene este gobierno la fuerza política para hacer todo lo que se le antoje", definió.

En cuanto al encuentro entre el ministro Domínguez y los productores explicó que se trata de "una asamblea para hablar de la conflictividad que hay con la comercialización del trigo" y anticipó que luego será el turno de "la comercialización de carnes" y su proyección en el mediano plazo. "Hoy comercializar trigo es una tarea casi imposible", resumió.

En estos momentos rige un sistema de retenciones a las exportaciones que grava con un 35 por ciento las de soja; con un 22 por ciento las de trigo; y con un 20 por ciento las de maíz. Según su análisis, asegura que "el Gobierno está haciendo una trampa que en definitiva está llevando a que haya mayor producción de soja". ¿La razón? "Al Gobierno le genera divisas porque el 95 por ciento de la producción se exporta y paga más retenciones".

En ese sentido, la secretaria de Carbap denunció el lanzamiento de políticas que no se concretan. "Sobre el trigo, el Gobierno anunció el año pasado que hasta las 800.000 toneladas iba a devolver las retenciones a los productores y no ha devuelto nada todavía. Eso no existió nunca", afirmó. Por ese motivo cree que el aumento de las retenciones a la soja no actúa como un freno a la siembra sino todo lo contrario. "Esto es tendencioso, es otra mentira de este gobierno. Siempre dijimos que se estaba alentando el cultivo de soja", recordó.

Y ratificó que "con la carne pasa lo mismo porque Moreno interviene el Mercado de Liniers". Esa acción "no permite pagar más de determinado precio y eso desvirtúa absolutamente todo porque hace que el mercado no sea transparente: no hay un precio fijo, no es el mismo precio el del mercado que el de los remates del interior; no hay precios para los arrendamientos. Cada vez que interviene se produce un desfase total en la comercialización y una incertidumbre".

Por último, defendió el modelo de producción de materias primas, "es sumamente importante. Este es un país netamente agrícola y ganadero. En las crisis importantes, ya lo pasamos en 2001, el sector que se recuperó más rápido fue el agropecuario". Se preguntó, además, por el destino del país luego del lanzamiento de la resolución 125. "También lo vivimos en el conflicto en 2008, cuando cayó el campo y disminuyó la producción agropecuaria qué paso con el resto de las industrias, dónde está la que se puso a la cabeza de la producción y llevar el país adelante como pasó en 2001".

Comentá la nota