Comenzó la vigilancia privada en los sitios públicos de la Ciudad

Agentes privados empezaron a monitorear plazas, hospitales, edificios y hasta la terminal de ómnibus de Retiro. Es porque la Policía Federal decidió dejar de prestar custodia en dependencias públicas porteñas por una deuda que se mantiene con ella

Personal de vigilancia privada inició el domingo el monitoreo en más de 25 dependencias porteñas tras la decisión de la Policía Federal de retirar a sus uniformados de las dependecias públicas del ámbito capitalino por una deuda de $34 M que la administración de Mauricio Macri mantiene con la fuerza de seguridad.

Por tal motivo, efectivos de la Policía Federal dejaron de prestar custodia en 15 Centros de Gestión y Participación Comunal (CGPC) y en 10 centros deportivos. Además, se redujo el personal en la terminal de ómnibus de Retiro, en 12 hospitales, en parques y cementerios, entre otros sitios.

Ante esto, desde la cartera porteña dijeron que el gobierno nacional "está atacando a todos los porteños", porque "la seguridad de la ciudad es responsabilidad del Gobierno". A su vez, señalaron que "sacar la policía de la calle es pasar cualquier límite" y responsabilizaron de las consecuencias al gobierno nacional debido a que "no nos quisieron pasar la (Policía) Federal".

El ministro de esa cartera, Guillermo Montenegro, aseguró que la Policía Federal "no puede dejar de dar custodia a la población de Buenos Aires, porque es su función". "La Policía Federal no puede dejar de dar custodia a los ciudadanos de Buenos Aires. Porque es su función. Pueden no estar parados en la puerta de un edificio, pero ante un hecho que se requiera la presencia de ellos, tienen que concurrir", advirtió el funcionario.

Por su parte, la Casa Rosada mantuvo su crítica al gobierno de Macri, a quien culpó de "ineficacia" y alertó que debe pagar su deuda porque "la Policía Federal no es la hija de la pavota". Desde la Policía Federal, señalaron a su vez que se "cansaron" de hacerse cargo de abonar las horas adicionales de los uniformados.

En septiembre, la Policía Federal comenzó a reducir progresivamente la cantidad de uniformados en plazas, hospitales, corredores seguros y centros comunales, según aseguraron desde el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad.

Comentá la nota