Comenzó en Rosario el primer juicio por crímenes de lesa humanidad en centros clandestinos

Este juicio es el primero de los que comenzarán en la provincia, en Rosario se juzgarán al ex teniente coronel Pascual Guerrieri, el ex mayor Jorge Fariña, el ex teniente Juan Amelong y los agentes civiles Eduardo Constanzo y Walter Pagano por delitos perpetrados durante la última dictadura militar.
Mañana en Santa Fe arrancará el proceso contra el ex juez federal Víctor Brusa y otros seis imputados.

El Tribunal Oral Federal 1 juzgará al ex teniente coronel Pascual Guerrieri, el ex mayor Jorge Fariña, el ex teniente Juan Amelong y los agentes civiles Eduardo Constanzo y Walter Pagano por delitos perpetrados durante la última dictadura militar en Rosario.

El Tribunal Oral Federal 1 de Rosario juzgará al ex teniente coronel Pascual Guerrieri, el ex mayor Jorge Fariña, el ex teniente Juan Amelong y los agentes civiles Eduardo Constanzo y Walter Pagano, actualmente detenidos en el penal bonaerense de Marcos Paz.

Este juicio es el primero de los que se comenzarán en Santa Fe, ya que al día siguiente arrancará el proceso contra el ex juez federal Víctor Brusa y otros seis imputados.

En la causa conocida como "Guerrieri", en la que se investigan delitos cometidos en perjuicio de 28 víctimas, se juzgarán los hechos ocurridos entre 1977 y 1978 en la ex fábrica militar de Armas Portátiles Domingo Matheu, y en los centros de detención conocidos Quinta de Funes, Escuela Magnasco, La Intermedia y La Calamita.

Para este juicio, el gobierno nacional desclasificó documentación sobre personal civil de inteligencia que actuó durante la dictadura militar, para poder ser utilizados en el proceso.

Por medio del decreto 1137, que fue publicado el jueves en el Boletín Oficial, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ordenó relevar de la clasificación de seguridad "estrictamente secreto y confidencial" a documentación referida al personal civil de inteligencia que actuó en el Destacamento de Inteligencia 121 entre los años 1976 y 1979.

El pedido había sido realizado por la Fiscalía General Federal ante el Tribunal Oral en lo Criminar Federal 1 de Rosario que tendrá a cargo el juicio.

En los fundamentos del decreto, se establece que "resulta obligación del Estado nacional garantizar el acceso y análisis de toda la información existente" y que "resulta procedente, entonces, remover los obstáculos existentes para el esclarecimiento de estos hechos".

El Tribunal Oral Federal 1 de Rosario, integrado por los camaristas Omar Paulucci, Beatriz Baravani y Carlos Leiva, unificó las causas Quinta de Funes y Fábrica Militar de Armas Domingo Matheu, contra Pascual Guerrieri y Jordana Testoni, respectivamente.

En la causa "Guerrieri" se ventilan los crímenes sufridos por Fernando Dussex, Eduardo Toniolli, Alicia Gutiérrez, Sebastián Álvarez y María Cecilia Nazábal.

Guerrieri, ex agente del Batallón de Inteligencia 601 y jefe del centro clandestino de detención conocido como "Quinta de Funes", fue uno de los principales lugartenientes de Guillermo Suárez Mason, ex jefe del Primer Cuerpo de Ejército.

Además está acusado de intervenir a mediados de 1983 en el secuestro en el bar Magnum de Rosario, de los montoneros Osvaldo Cambiasso y Eduardo Pereyra Rossi, que un día después aparecieron muertos en un supuesto enfrentamiento, episodio en el que también figura como implicado el ex subcomisario Luis Patti.

En tanto, en la causa "Jordana Testoni" los ex miembros del Destacamento de Inteligencia 121 del Ejército están imputados por los homicidios de Ariel Morandi y Susana Miranda y otros casos que tiene como víctimas a Adriana Arce, Ramón Verón, Juan Riveros, Olga Moyano e Hilda Cardozo.

El centro clandestino de detención conocido como la Quinta de Funes tomó estado público con la publicación del libro "Recuerdos de la Muerte", del periodista y actual diputado nacional Miguel Bonasso, quien se basa en el testimonio brindado por Jaime Dri, quien logró escapar.

En la Quinta de Funes estuvieron secuestradas dieciséis personas, además de Dri, quienes fueron torturadas y posteriormente desaparecidas.

Comentá la nota