Comenzó el paro del campo y los dirigentes se preparan para exponer sus reclamos en un acto en Leones

La medida de fuerza consiste en no comercializar granos y carne; confirmaron la convocatoria, pese a la lluvia; poca expectativa por la reunión con el Gobierno
Por novena vez desde que los Kirchner están en el poder, el campo realiza un paro. Esta vez, la medida de fuerza consiste en un cese de comercialización de carnes y granos que se extenderá hasta el mediodía del martes próximo.

El comienzo de la nueva medida de fuerza coincide con un acto convocado por los ruralistas de la Comisión de Enlace en la localidad cordobesa de Leones, donde se espera que los oradores expongan los reclamos del sector.

La huelga se decidió ayer, en medio de un clima de creciente tensión y desconfianza con el Gobierno, que pocas horas antes había convocado a los dirigentes del agro a una reunión con la ministra de la Producción, Débora Giorgi. Esa audiencia también será el martes próximo.

Del cese de comercialización excluye los productos perecederos, la leche y el alimento para la hacienda.

Peor. Esta mañana, antes del comienzo del paro dirigentes del sector habían justificado la vuelta a la protesta activa.

"Las cosas se han agravado y más que nunca se necesitan soluciones, modificar fronteras para adentro", había alertado Eduardo Buzzi, presidente de Federación Agraria en declaraciones a radio Mitre.

En el mismo sentido, completó: "El de hoy no es el escenario de hace un año. Hoy la cosa ha empeorado. Aquella rentabilidad extraordinaria que seguía el rubro sojero, de los granos en general, no existe más. Hoy es la disputa por sobrevivir".

Además, aseguró que las medidas de fuerza que el campo retoma hoy no tienen por objetivo "perjudicar al país". Por el contrario, justificó: "Miles de personas están en riesgo de ser suspendidos o perder su laburo".

En la misma línea, ratificó que el reclamo por las retenciones sigue en pie, aunque el Gobierno ya dejó claro que no tiene previsto modificarlas. "¿Cómo se puede soportar el 35 por ciento de todo lo que se exporta de soja? No alcanza a cubrir los costos, hubo sequía", planteó Buzzi.

En el borde. También cuestionó que el Gobierno haya convocado a los ruralistas a una reunión recién ayer. "No hay manera de sentarse a discutir, de resolver nada, si cuando llegamos al borde del acto de Leones, se dice ?Sí, ahora te va a recibir la ministra de Producción [Deébora Giorgi] el martes que viene´", se quejó.

Por otra parte, aseguró que la concentración que se realizará hoy en Leones, Córdoba, será una "tribuna para hablarle al país". Y añadió: "No queremos perjudicar al país. Si le va mal a los productores, les va mal a miles de personas que están hoy en riesgo de ser suspendidos o perder su laburo".

Desconfianza. El presidente de Coninagro, Carlos Garetto, por su parte, reclamó que en la reunión que la Comisión de Enlace tendrá el martes con Giorgi "se avance en temas de tratamiento urgente" y precisó que "hay situaciones terminales como las provocadas por la sequía".

En línea con Buzzi, el dirigente destacó que existe "mucho malestar" entre los productores y que en las bases "se perdió la confianza en el Gobierno", por lo que advirtió sobre la necesidad de que las medidas que se anuncien tengan efectos concretos.

"El productor no cree en las medidas hasta que no vea el resultado en su propio bolsillo", graficó en declaraciones a radio 10.

Comentá la nota