Comenzó obra de asfalto sobre la calle Ascasubi

Comenzó obra de asfalto sobre la calle Ascasubi
Finalmente ayer se puso en marcha la obra de asfalto en calle Ascasubi. Es la primera que se ejecuta con la planta propia que adquirió el Municipio, y que fue motivo de una gran disputa política entre gobierno y parte de la oposición.
En horas de la mañana de ayer, el intendente Municipal de San Nicolás de los Arroyos Marcelo A. Carignani recorrió la obra de asfalto de calle Ascasubi donde se encuentran en funcionamiento las maquinarias adquiridas por el Municipio.

Dicha calle es la primera en ser pavimentada con la nueva Planta de Asfalto. En total son mil metros (desde Subiza hasta Av. Savio), con una carpeta asfáltica de 5 centímetros de espesor, lo que la convertirá en una arteria que permitirá el desvío de automóviles hacia calle Rivadavia en los horarios pico de tránsito y estará prohibida la circulación de camiones.

En la ocasión también estuvieron presentes el secretario de Obras y Servicios Públicos Ing. Emilio Racosevich el director de Vialidad Jorge Buca y el coordinador de la Secretaría Obras y Servicios Públicos Arq. Ruben Sarrú.

Detalles

El secretario de Obras y Servicios Públicos Emilio Racosevich, comentó que la elección de esa arteria tuvo que ver con una evaluación de aspectos técnicos y estratégicos. En cuanto a lo técnico, Racosevich comentó que “optamos por Ascasubi por ser una recta, y por haber tenido su base una buena consolidación”.

En cuanto a lo estratégico, mediante la pavimentación de Ascasubi, el Municipio intenta abrir una vía alternativa de alivio para los trabajadores del Parque Comirsa en los horarios pico. En este sentido, el funcionario advirtió que estará prohibido el tránsito de camiones sobre esa calle, cuya carpeta asfáltica tendrá un espesor de 5 centímetros.

En este sentido, Racosevich advirtió que el tránsito pesado podría provocar un rápido deterioro, y que el objetivo estratégico de la obra es abrir una vía alternativa para el tránsito liviano. Por otra parte, los trabajos no supondrán costo alguno para los vecinos.

Explicó además que la obra no incluirá cordón cuneta, pero advirtió que “se hizo un muy buen trabajo de consolidado de tosca, y todas las canaletas de desagüe para que haya un buen drenaje”.

Anteriormente, y desde la adquisición del equipamiento, el Municipio realizó pruebas en el predio del corralón, empleando materias primas propias y una pequeña porción del dinero del fideicomiso, que estaba destinado a estas tareas previas de prueba y puesta a punto.

En nuestra ciudad, todavía existen más de 2 mil cuadras de tierra. Si bien el Municipio encara esta obra como una prueba, ya adelantaron que los próximos trabajos tendrán que ver con la repavimentación de las calles del barrio Somisa.

Comentá la nota