Comenzó el movimiento turístico por las vacaciones de invierno.

Pese al miedo a la gripe, el gran protagonista es el turista nacional. En Puerto Pirámide, embarcan unas 300 personas por día para ver las ballenas.
Las expectativas son moderadas, como todos los años se espera el arribo masivo para fines de agosto. Pese al miedo a la gripe, el gran protagonista es el turista nacional. En Puerto Pirámide, embarcan unas 300 personas por día para ver las ballenas. Las expectativas son moderadas, como todos los años se espera el arribo masivo para fines de agosto Sin altos niveles de ocupación hotelera, pero con un movimiento interesante en algunas excursiones –y un poco en el centro comercial madrynense-, comienzan a sentirse las vacaciones de invierno en la zona.

En la secretaría de Turismo de Puerto Madryn, en los últimos días ingresaron familias provenientes de otros puntos del país; especialmente de Neuquén y Buenos Aires. Y aunque aún es prematuro comparar con temporadas anteriores, hasta el momento la cantidad de gente que entra a hacer consultas es similar a la de otros años.

En Puerto Pirámide, el panorama es parecido. "La mayoría de los turistas que están llegando son argentinos: en las últimas horas recibimos gente de Córdoba, Buenos Aires, Misiones, Comodoro Rivadavia y también familias de la zona", detalló Liliana Maldonado; desde la oficina municipal de Turismo. "Entre 300 y 400 personas por día embarcan para hacer el avistaje de ballenas, cuando el clima lo permite".

OPCIONES

Ayer fue un día muy ventoso, con mucho oleaje en el mar. Igual, los que fueron a El Doradillo (el principal atractivo de Madryn en esta época) pudieron ver a las ballenas muy cerca de la costa: en estos momentos, la concentración de cetáceos es important, sobre todo en Playa Las Canteras.

En el centro, las opciones están restringidas por la gripe A (espectáculos suspendidos, el cine con la capacidad reducidad); pero se observan muchas familias en sitios de esparcimiento como el shopping y las cafeterías.

De todos modos, en el sector turístico las expectativas para las semanas venideras son moderadas, teniendo en cuenta que la temporada alta en Madryn comienza a fines de agosto y que este año muchas familias pospusieron su reserva para la primavera, ante las recomendaciones sanitarias por el brote de gripe.

Comentá la nota