El mar comenzó a invadir el nuevo recinto del Puerto Caleta Paula

Antes de lo esperado, se cumplió ayer una de las etapas más importantes de la estratégica obra civil de Caleta Paula, que encargó la Unidad Ejecutora Portuaria de Santa Cruz. A la apertura de la esclusa asistieron empresarios navales y pesqueros, junto con funcionarios provinciales y municipales.
ingeniero Arturo Romano de la empresa que construyó esta etapa, Benito Roggio SA, abrieron la esclusa del ancho cordón que divide el mar interno del recinto vacío. Inmediatamente empezó a salir un enorme chorro de agua marina de un caño de gran diámetro que une ambos lados. Ahora habrá que esperar 15 días para que termine de llenarse el nuevo espacio, que tiene la forma de una enorme caja de cemento, en cuyo lado oeste se encuentra el syncrolift, que son plataformas altas (también de cemento) que permiten egresar e ingresar buques para sus reparaciones.

Sobre el cordón, y a un costado del muelle, varias autoridades, ingenieros, técnicos y empresarios pesqueros y navales aplaudieron y dieron algunos gritos de júbilo.

“Es un día histórico, una bisagra para Caleta y el norte de Santa Cruz”, comentó el presidente de Astilleros Patagónicos Integrados, la empresa que se instaló hace unos años y que se encuentra en proceso licitatorio para la concesión del espacio.

El jefe del Puerto Caleta Paula, Walter Semenza, opinó de la misma manera. “En el país no se construye un puerto interior de estas características desde hace más de cien años”, aseguró.

Satisfechos, observaban la apertura algunos funcionarios municipales como el jefe de gabinete, José Alvarez, o el secretario de Desarrollo Productivo, Alberto Salazar, así como la presidenta del Concejo Deliberante, Iris López, junto a su par Lucila Rementería.

Esta es una de las obras más importantes que encaró el Estado provincial, junto al nacional, a través de la Unidad Ejecutora Portuaria de Santa Cruz, porque no sólo permitirá la operación de buques grandes, sino su misma construcción y reparación.

Precisamente, por la posibilidad de que aquí opere uno de los astilleros más importantes de Sudamérica, muchos auguran que cambiará el perfil no sólo de Caleta Olivia sino de todo el norte santacruceño.

La obra demandó 36 meses, de acuerdo a lo que dijeron los técnicos de la empresa. En julio podría estar concluida.

LONGITUD DEL MUELLE

Llegar a esta etapa se hizo antes de lo esperado, y sólo restan algunas obras complementarias cuya finalización se calcula para el mes de julio. Con esto, el muelle principal tendrá algo más de 600 metros y un “frente de atraque” de casi 750 metros.

Una vez que se inunde la nueva parte, se excavará y derrumbará el cordón para que quede un solo espacio.

Semenza agregó que esto servirá “para poder tener más cargas en este puerto, principalmente para la industria naval; se van a construir buques con eslora de 160 metros, y el astillero más importante del país”.

Sobre esto último, el 26 de junio se hará la apertura de sobres en el proceso licitatorio, un paso formal y legal que debe realizarse, aunque se da por descontado que la concesión se le otorgará a la empresa Astilleros Patagónicos Integrados, que ya tiene su oficina en el muelle sur.

El jefe portuario comentó que existe también un anteproyecto de prolongación del recinto hacia el sur, que ahora tiene un ancho de 250 metros pero donde la idea es extenderlo a 400 metros.

Comentá la nota