Comenzó a funcionar el nuevo salón del Comedor "El Milagro"

A pesar de las dificultades que debió atravesar durante la etapa de construcción y más allá de que la obra no esté concluida en su totalidad, el domingo se habilitó la nueva sala para poder albergar a decenas de chicos que se acercaron para recibir una ración de comida. Por otra parte, se dio inicio a la campaña solidaria para celebrar el Día del Niño.
Luego de varios meses de denodado esfuerzo para conseguir materiales, recaudar fondos y buscar mano de obra acorde con sus posibilidades, el Comedor "El Milagro" finalizó el cerramiento de un nuevo espacio para alojar a los chicos que periódicamente asisten para reforzar la alimentación que reciben en sus casas.

Si bien faltan detalles para terminar la edificación, la necesidad de contar con un espacio más grande, sobre todo los domingos donde llegan niños de distintos barrios, llevó a la encargada del comedor a utilizar el nuevo espacio antes de su inauguración oficial, la cual prevén realizar el Día del Niño.

Esta obra fue gestionada por la fundadora del Comedor, Haydée Rodríguez, que dialogó con el director de Acción Social, Carlos Lapetina, que se comprometió a donar parte de los materiales necesarios para iniciar los trabajos.

Sin perder tiempo y con el propósito de que esta nueva sala estuviera terminada antes de la llegada de los días de mucho frío, Haydée consiguió la mano de obra y comenzó la edificación. Sin embargo, a un mes y medio de su inicio, los trabajos se detuvieron varias semanas porque restaba la colocación del techo y para ello era necesario conseguir chapas en buen estado que permitieran cerrar la sala, ya que el material era más costoso y demandaba mayor tiempo.

Luego de un período de inactividad, partes de las láminas necesarias fueron cedidas por la Dirección de Acción Social, pero aún así restaba conseguir algunas más para cerrar definitivamente el lugar y entonces los responsables de este espacio vendieron algunos objetos donados por la población y con el dinero recaudado adquirieron las chapas y los tirantes que faltaban para concluir esa etapa de la obra que incluía además el contrapiso y carpeta.

En tal sentido, el domingo se habilitó el lugar para recibir a decenas de menores que residen en la zona y otros sectores de la ciudad, para suministrarles una ración de comida. Sin embargo, como decíamos la obra aún está incompleta ya que falta realizar los revoques, la carga en la parte superior y el cerramiento de las uniones, por donde se filtra el frío, entre otros aspectos.

"Los detalles mínimos de la edificación los vamos a ir realizando paulatinamente y en la medida que podamos", explicó la encargada.

Cabe mencionar que este nuevo espacio fue construido en la vivienda de Haydée, ubicada en la esquina de Padre Berti y Chacabuco donde funciona el Comedor, desde se inauguración hace más de cuatro años.

El servicio subsiste gracias al aporte de protectores particulares y empresas como Virasoro, que aporta la leche para los domingos, y Carrefour, que colabora con la donación de comestibles en buen estado que no se ponen a la venta por la rotura de paquetes, según explicó la mujer.

Pero a pesar del esfuerzo realizado, este humilde Comedor carece de sillas y mesas necesarias para atender a todos los menores que se acercan, como así también mesadas en desuso y otra cocina para elaborar más cantidad y en menor tiempo la comida.

Rodríguez recordó además que "siempre es necesario y bienvenido cualquier alimento y solicito a los supermercadistas que colaboren con cualquier producto, incluso los paquetes rotos que retiran de las góndolas". También explicó que sería "importantísimo contar con el apoyo de una panadería que acerque al menos pan oreado para las tostadas de la merienda".

La encargada del espacio invita a la población y a las empresas a visitar el lugar para poder apreciar el trabajo que se está realizando y cómo el esfuerzo que hace cada uno para colaborar tiene sus frutos.

Campaña Día del Niño

Como cada año el Comedor "El Milagro" comenzó a promover la campaña por el Día del Niño y en tal sentido solicita a la comunidad pergaminense donación de alimentos, golosinas, bebidas, juguetes, ropa y todas aquellas pequeñas cosas que puedan llevar felicidad a un niño y satisfacer sus necesidades.

El anhelo de quienes con una fuerza de voluntad admirable se esmeran para reforzar la alimentación de estos chicos, es celebrar esta fecha especial proporcionándole un plato de comida y un juguete, pero en caso de no ser posible, al menos procuran brindarles una jornada de felicidad y divertimiento a cada uno de ellos.

Quienes estén interesados en colaborar podrán realizar sus donaciones dirigiéndose personalmente a Padre Jorge Berti y Chacabuco o comunicándose telefónicamente a 416086.

Comentá la nota