Comenzó el diálogo político solicitado por el intendente municipal

Con sendas reuniones mantenidas con la Unión Cívica Radical y el partido AMIC, el intendente municipal, Ricardo Casi inició el diálogo político con las fuerzas de la oposición.

Como se recordará, el mandatario hizo el pedido durante su discurso en la apertura de las sesiones ordinarias del actual período legislativo, señalando que en política hay tiempos para confrontar y otros para consensuar.

Enseguida, en la primera reunión ordinaria esa solicitud fue el tema central de las exposiciones, y en general, los bloques de la oposición sostuvieron que el primer paso lo debía dar el intendente. Y eso ocurrió, según se comentó en el HCD, Ricardo Casi visitó a los distintos bloques convocándolos al diálogo. Como consecuencia de ello, ya fueron al despacho del intendente, el AMIC y el radicalismo, respectivamente.

El lunes de la semana anterior, en la segunda sesión ordinaria del actual período, los concejales del AMIC, Silvia Sabetta y Marcelo Martínez hicieron referencia a esa charla que calificaron de productiva en la que presentaron una agenda con once puntos "ajenos a la cuestión electoral".

En lo que fue considerado como un gesto del intendente para profundizar el diálogo, valoraron la promesa de crear una oficina técnica para el control del uso de agroquímicos, colocando a su frente a un profesional que deberá surgir por concurso. Como se sabe, respondiendo a la preocupación que genera ese tema, la Municipalidad firmó un convenio con la Provincia para realizar los controles. Estos deben hacerse localmente con la supervisión del Estado provincial. En principio debían estar a cargo los titulares de las áreas de Bromatología, Medio Ambiente y Producción, pero el AMIC sugirió con una Resolución, que lo conveniente era colocar un solo profesional abocado exclusivamente a esa labor. Según los concejales del AMIC el intendente habría respondido afirmativamente.

También el bloque del AMIC dejó en el despacho del intendente algunas iniciativas relacionadas con el encuadramiento de los empleados municipales, los aranceles del Hospital, agua, Escuela de Bellas Artes, el uso de vehículos municipales, cambios impositivos y también que se propugnen acuerdos para a futuro trasladar las plantas de silos que se encuentran en el predio del ferrocarril.

El radicalismo fue más austero, dijo que fueron a escuchar al intendente y que no llevaron ningún tema para el debate y que lo más conveniente sería trabajar sobre una agenda de prioridades.

Comentá la nota