Comenzaron los roces por las listas en el PJ disidente

Solá exige ser el primer candidato en la Provincia. De Narváez quiere lo mismo.
Felipe no va segundo, de eso no tengas dudas". "Francisco tiene que encabezar, mide mejor y no tiene problema en hacer una interna abierta". Se apagó el flash de la foto que anunció la unión peronista disidente el miércoles 11 y se prendió el primer foco de la discordia. ¿Quién encabeza las listas de diputados nacionales?, ¿cómo se llamará el espacio que compartirán en las legislativas?

Eso es lo que genera el mayor ruido en el peronismo anti K por estos días, en los que las encuestas se encargan con altísima frecuencia y donde las rispideces comienzan a parecer difíciles de dirimir.

El ex gobernador Felipe Solá, dicen en su entorno, no está dispuesto a ceder el primer puesto de la lista de diputados nacionales en las que se juega su oportunidad de confirmarse como presidenciable de peso, y en la que lo acompañarán el macrismo y Francisco De Narváez. ¿Por qué la complicación? Las especulaciones diversas y lo que prima no es justamente la confianza.

En el entorno de De Narváez sostienen que "Solá no puede encabezar, porque si bien es un dirigente de peso, no mide ni la mitad de lo que mide 'el Colorado'", y agregan que "la única manera transparente y democrática de encarar esta elección es con una consulta popular".

Por su parte, el felipismo sigue convencido y le confirmaron con vehemencia a Clarín que "no puede ir segundo, fue gobernador y quiere a ser Presidente, tiene que encabezar porque en esa elección va a haber más votos peronistas que votos PRO", definen.

Asimismo, en el núcleo del crítico De Narváez resaltan el "notable resultado" que obtuvo, sin candidato a Presidente, en las últimas legislativas de ocutbre 2007. Allí, el empresario obtuvo más de un millón de votos y "se dio cuenta de que la gobernación es su próximo paso indiscutiblemente".

El otro problema que tendrán que resolver es el nombre de la alianza que los encuentre reunidos en una boleta el 25 de octubre. "Me parece que Unión-PRO sería lo mejor, ya funcionó y es una marca registrada", resumió un hombre de máxima confianza de Macri, repitiendo casi con exactitud las palabras vertidas por el riñón que acompaña a De Narváez.

En diálogo con Clarín, Felipe Solá sostuvo que "el nombre no se va a definir hasta dentro de dos meses, eso está claro, pero me parece que algo de peronismo va a terminar quedando". Por su parte, del macrismo afirmaron que "PRO" va a estar seguro y desde el denarvaísmo agregaron que "estamos dispuestos a que se sume el término 'Perón', o 'peronismo', pero Unión y PRO se quedan".

Lo que resta decidir ahora es la forma en que resolverán las hasta ahora pequeñas diferencias.

El macrismo por ahora se hizo a un lado de esta interna. Luego de la llegada a la presidencia del PRO bonaerense de Néstor Grindetti --secretario de Hacienda porteño-- desde el macrismo dijeron que el pedido de licencia de Jorge Macri fue "porque el gordo estaba muy sobreexigido y no por roces con De Narváez", de quien fue candidato a vice en 2007 y con quien habría mantenido algunas discusiones.

Comentá la nota