Comenzaron a recuperar las vías para el Ferrourbano

Unos 60 operarios empezaron a trabajar ayer en la estación Rodríguez del Busto.
Unos 60 empleados, a las órdenes de la empresa Ferrocentral, comenzaron ayer los trabajos de recuperación de vías para la puesta en funcionamiento del Ferrourbano. Tal como se lo anunció en reiteradas oportunidades, el nuevo sistema de transporte estaría en actividad en la ciudad de Córdoba para julio de 2009.

Las cuadrillas de trabajadores iniciaron la renovación de las vías desde la Estación Rodríguez del Busto hacia la avenida Monseñor Pablo Cabrera, en el noroeste de la Capital. En ese trayecto se despejaron los rieles y se cambiaron una gran cantidad de durmientes.

Las vías, abandonadas durante décadas, estaban totalmente cubiertas con tierra y los durmientes se encontraban inutilizables. A gran ritmo, por la tarde de ayer los trabajadores ya habían avanzado unos 500 metros desde Rodríguez del Busto hacia el este.

Las obras son llevadas adelante por la empresa Ferromel, contratada por Ferrocentral, actual operadora del Tren de las Sierras. Se trata de la primera etapa de la puesta en marcha del Ferrourbano, que unirá la estación de barrio Poeta Lugones con las estaciones Manuel Belgrano, en Alta Córdoba, y Mitre.

Desde la Secretaría de Transporte de la Nación, cuyo titular es el cordobés Ricardo Jaime, evitaron dar mayores precisiones sobre los trabajos. No obstante, trascendió que Jaime realizará el anuncio oficial de la obra la próxima semana.

En tanto, desde la Municipalidad de Córdoba informaron que se están realizando "estudios previos", e insistieron en afirmar que los anuncios oficiales serán realizados por Transporte de la Nación. Y evitaron dar mayores precisiones sobre el estado de avance en que se encuentran las obras viales que deben acompañar la habilitación del tren urbano y que corren por cuenta del municipio, referidas a pasos a nivel e ingeniería del tránsito.

Recuperando estaciones. El Ferrourbano es un proyecto que nació durante la intendencia de Ramón Mestre, en la década de 1980, y que fue parte de los anuncios de todos sus sucesores. Pero recién ahora la promesa de un tren urbano parece comenzar a materializarse.

El proyecto, elaborado por técnicos municipales y nacionales, incluye un ramal que unirá la estación de barrio Quisquisacate con la estación Mitre, ubicada frente a la Terminal de Ómnibus de la ciudad. Además, tendrá otro ramal que también integrará a la estación Belgrano, en barrio Alta Córdoba.

La puesta en marcha de los dos ramales también implica la recuperación de los edificios de las estaciones, en especial la Belgrano, que se encuentra abandonada desde la década de 1990.

Pero también es un verdadero desafío para el ordenamiento del tránsito en la ciudad. Según el proyecto, está previsto que el Ferrourbano tenga una frecuencia de 15 minutos, en zonas con alto tránsito vehicular, como la rotonda de Rodríguez del Busto. Sobre esas obras aún no hay novedades.

Además, es necesaria la reubicación de 114 familias que viven en los sitios aledaños a las vías, principalmente en la zona de villa El Nailon. Pese a que se anunció la construcción de las viviendas en los barrios Marqués de Sobremonte y Pueyrredón, todavía no se sabe cuándo comenzarán los traslados.

Ferrocentral. En tanto, la empresa Ferrocentral será la encargada de prestar el servicio del tren urbano. La firma está integrada por Ferrovías y Nuevo Central Argentino, propiedad del senador nacional por Córdoba Roberto Urquía, y es la actual concesionaria del Tren de las Sierras.

Según lo anunciado por Ricardo Jaime a principios de noviembre, se pondrán en servicio formaciones similares a las del tren serrano, de origen portugués y con capacidad para 240 pasajeros. Jaime se había comprometido a acelerar los trámites previos a los trabajos, para mantener la promesa de que el Ferrourbano circule por Córdoba en el primer semestre de 2009.

El financiamiento de la obra corre por cuenta de la Nación, en tanto que la tarifa será consensuada con el municipio, y no diferiría mucho con la del transporte urbano de pasajeros.

Comentá la nota