Comenzaron a patrullar los móviles de la Dirección de Prevención Urbana

Después de haber pasado la primer fase de prueba, la Dirección de Prevención Urbana (DPU) dio lugar a una segunda instancia de adaptación aunque ya en forma operativa. Ayer a las 14 horas comenzó a patrullar el primer turno de agentes municipales en tres de las cuatro unidades móviles equipadas con GPS.
Dado que el mismo sistema será utilizado en un futuro por las áreas de Tránsito, Obras Públicas y hasta ambulancias de la zona, el principal objetivo durante los próximos veinte días será controlar y agilizar el sistema de comunicaciones. En ese marco se reforzarán las antenas de los cuatro móviles y se hará un estudio de zonificación para instalar una repetidora de señal para mejorar la comunicación.

Por otro lado, desde la Sala de Situación, al cien por ciento operativa, se lleva a cabo el seguimiento de cada una de las patrullas, recorrido, velocidad a la que circulan, si están detenidas, en marcha o apagadas, cuestiones que permitirán tener un mayor control del ejercicio de la prevención.

Por el momento, los agentes municipales trabajarán sin el acompañamiento de personal policial y su única directiva es preventiva, observar y dar aviso inmediato a la central en caso de una emergencia eventual. “Los agentes van a tomar contacto con la ciudad ejerciendo la tarea de observación”, explicó el responsable de la DPU, Claudio Henricot, “esta nueva etapa nos va a permitir ajustar todo lo que tiene que ver con las comunicaciones y conocer de día la ciudad que va a tener que patrullarse de noche; aunque eventualmente prestará apoyo dependiendo de la situación, nuestro personal no va a actuar directamente frente a una emergencia en estos días, va a oficiar de observador”.

Durante tres semanas los móviles serán ocupados sólo por dos integrantes de la DPU, en general retirados de alguna fuerza armada o de seguridad, hasta que la Policía designe a los oficiales que trabajarán en el nuevo sistema compartido con la Municipalidad.

“En estos días no va a haber personal policial a bordo de nuestros vehículos”, indicó Henricot, “antes de terminar de definir todo con la Policía queríamos salir a la calle y ajustar el tema de las comunicaciones porque no es fácil, en determinadas zonas la ciudad tiene pozos de sombra en los que no se puede establecer contacto, vamos a tener que instalar repetidoras pero no sabemos dónde, con la circulación de las camionetas en esta etapa vamos a poder saber dónde hacerlo”.

Aunque la idea es que se lleve a cabo un patrullaje de 24 horas, en esta nueva fase los 16 agentes municipales a cargo de la custodia fueron divididos en dos turnos (de 6 a 14 horas y de 14 a 22 horas).

En la jornada de ayer, las patrullas fueron asignadas a barrios ubicados al sudoeste de avenida Lavalle y en el futuro se irán asignando nuevas zonas, principalmente enmarcadas en las mismas cuadrículas que custodian los móviles policiales.

“Vamos a ir asignando distintas zonas”, explicó el funcionario municipal, “hoy (por ayer) tienen a su cargo la guardia de todo lo que es la zona sudoeste de Lavalle, todos los barrios hacia Ruta 9, el Cementerio y Villa Bosch, Saavedra y Eugenia”.

Por otra parte, ya están en funcionamiento las primeras cámaras ubicadas en lugares estratégicos de la ciudad a través de las cuales también monitorean los operadores de la Sala de Situación.

Comentá la nota