Se comenta en los pasillos

Empanadas, vino y ruptura
El viernes pasado, en el local de la calle 16 entre 35 y 36, la concejala Susana Sánchez inauguró -con empanadas y vino- el primer espacio Lilitos 100% de La Plata. Entre los presentes estuvieron su compañero de bancada, el concejal Oscar Negrelli, y el presidente del bloque de senadores provinciales de la Coalición Cívica, Javier Mor Roig. Pero la ausencia más notoria fue la de los concejales María José Garófoli y Daniel Caferra.

Desde hace varios meses existen fuertes rumores de ruptura en el bloque de la Coalición. La variable que define el enfrentamiento sería la distancia ideológica de algunos concejales con Elisa Carrió. En ese punto habrían surgido las diferencias en el Concejo semanas atrás. Lo cierto es que el viernes, ni Garófoli ni Caferra aparecieron por la inauguración del espacio Lilitos 100%.

Negrelli y Sánchez responden al sector del ARI con el diputado Horacio Piemonte como referente. Garófoli y Caferra, en tanto, estarían más cerca de los ex ARI, Eduardo Macaluse y Carlos Raimundi. ¿Habrá un quiebre definitivo antes de fin de año?

¿Dividen Villa Elisa?

Vecinos de Villa Elisa están movilizados. ¿El motivo? Algunos trascendidos dan cuenta de que el jueves 11 de diciembre 16 concejales de La Plata estarían dispuestos a votar un proyecto apoyado por el intendente Pablo Bruera para dividir esa localidad platense en 3 delegaciones, dándole así mayor jerarquía a Arturo Seguí y El Peligro, que actualmente son subdelegaciones de Villa Elisa.

Estas tres localidades suman más de 30.000 habitantes y 144 kilómetros cuadrados de tierra. Pero si se aprueba el proyecto descentralizador del bruerismo, Villa Elisa perdería 120 km2.

“Alak no sólo le negó recursos vitales a Seguí y El Peligro, sino a Villa Elisa, donde la caja chica, para sus gastos diarios, era de 2.000 pesos por mes. Hoy la caja chica de Villa Elisa es de 3.000 pesos por mes y el intendente es Pablo Bruera. ¿Cuál es la caja chica de Seguí y El Peligro? Unos pesos miserables, que no alcanzan ni para adquirir útiles de escritorio”, se afirma en la revista digital Infu, que es realizada por vecinos de Villa Elisa.

Ante esta situación, comenzó una campaña que prevé una posible movilización al Concejo Deliberante de vecinos que se oponen a la separación. Y, además, empezaron a enviar una catarata de emails a la secretaría privada de Bruera, como así también al delegado de Villa Elisa, Gustavo Luzardo, que estaría avalando la iniciativa.

UNLP: nueva pelea por Santa Catalina

Muchos pensaban que con el fallo del juez Arnaldo Corazza, que archivó una denuncia contra las autoridades del Rectorado de la UNLP, había finalizado la pelea por el predio de Santa Catalina, que está ubicado en Lomas de Zamora y que es propiedad de la UNLP (una parte fue vendida, por 32 millones de pesos, a la empresa Covellia).

Pero la disputa podría reflotarse en los próximos días. Ocurre que el diputado provincial Walter Martello (Coalición Cívica) acaba de presentar un proyecto en el que, entre otros puntos, pide que se revoque “la donación efectuada a favor del Estado nacional mediante leyes nº 2.823 y 2.927, de los predios denominados de Santa Catalina, sobre la ruta provincial nº 4, conocida como Camino de Cintura o Ruta de la Tradición, por incumplimiento por parte de la Universidad Nacional de La Plata, del cargo impuesto en ocasión de formalizarse la donación, relativo al destino que debía darse a los mismos, que tornan abstracto el derecho a la educación, para el cual fueron cedidos, al enajenarlos a particulares con fines diferentes”.

También solicita la intervención del fiscal de Estado bonaerense “a los fines de promover las acciones legales pertinentes, tendientes a obtener la revocación de la donación oportunamente efectuada al Estado nacional, por incumplimiento del cargo impuesto por las normas legales mediante las cuales se instrumentó el precitado acto jurídico”.

En el Rectorado de la UNLP no se quedan con los brazos cruzados. Y días atrás trascendió que buscarían iniciarle una demanda al legislador provincial, que cuenta con fueros, por presunta “falsa denuncia”, amparándose en el hecho de que el juez Corazza desestimó la imputación realizada por Martello sobre supuestas irregularidades en la venta del predio a Covellia.

Comentá la nota