Se comenta en los pasillos

¿Más maquinitas

en La Plata?

Se viven tiempos de estrechez económica y es sabido que el Estado recibe importantes sumas de dinero provenientes del juego, especialmente de las máquinas tragamonedas, aunque la actividad tiene sus riesgos: el juego provoca adicción (ludopatía) y no son pocos los casos de las familias destruidas por este flagelo.

Pese a ello, en los pasillos de la Gobernación y de la Legislatura se comenta que sería inminente la habilitación de máquinas tragamonedas en el Hipódromo de La Plata y San Isidro.

Incluso, en el centro hípico platense se estarían realizando algunas reformas tendientes a acondicionar un lugar específico para el el funcionamiento de los artefactos, que recaudan varios millones de pesos por día. ¿Qué pasaría, entonces, con el bingo que está ubicado a pocas cuadras? Algunos dicen que se transformaría en casino, pero sin tragamonedas. Y mencionan que la empresa Codere, que regentea el bingo, se haría cargo de las maquinitas del hipódromo.

También se comenta el posible desembarco de Cristóbal López, el zar kirchnerista del juego que maneja las maquinitas del Hipódromo de Palermo y del casino flotante de Puerto Madero. Como se ve, el Estado sólo haría de intermediario para un negocio privado.

Sectores de la oposición están en alerta, y preparan una fuerte ofensiva. Eso no es todo: importantes autoridades de la Iglesia vienen denunciando la estrecha relación que tendrían algunos políticos con los empresarios del juego, que conforman una suerte de cartel que concentra el manejo de esta actividad millonaria en un puñado de actores.

Existe una traba legal que viene desde el gobierno de Duhalde y que, según algunas malas lenguas, sirvió para favorecer a las salas de bingos: está prohibido expresamente la instalación de las máquinas en las agencias hípicas. ¿Se buscará, entonces, que se apruebe una reforma en la Legislatura? La iniciativa generará una fuerte polémica y las opiniones están más que divididas en el seno del oficialismo.

¿Bajas en el

radicalismo?

La Convención Provincial de la UCR que se realizará el próximo 8 de noviembre promete traer cola, porque aunque el radicalismo, de la mano de Daniel Salvador, busca no quedar encolumnado en el oficialismo partidario bonaerense, lo cierto es que las líneas internas de Leopoldo Moreau, Ricardo Alfonsín y Federico Storani cuentan con la mayoría de los convencionales.

¿Esto qué significa? Que puede quedar muy lejos una alianza con la Coalición Cívica en la Provincia, a pesar del esfuerzo de algunos grupos como Superación Radical, que lideran los senadores Jesús Porrúa y Diego Rodrigo, el diputado Juan Gobbi y el ex legislador Marcelo Elías.

Según se supo, son intensos los diálogos del grupo con la Coalición Cívica, de cara a las elecciones legislativas del año que viene. Hasta se habla de pases de bloque e incluso de un portazo al partido centenario.

Cobos va por más

Los cobistas de la provincia de Buenos Aires están envalentonados porque entienden que la popularidad del vicepresidente no decae. Así les quedó demostrado en el último acto que realizaron en San Pedro con la presencia de Julio Cobos. Ese día hablaron de varias cosas en las reuniones que mantuvieron Héctor Gutiérrez, intendente de Pergamino; Mario Meoni, intendente de Junín; Ariel Santalla, de Ramallo;

y Mario Barbieri, de San

Pedro.

¿Qué acordaron? La formación de las juntas promotoras seccionales, paso inicial para la carrera 2009. Por ello, en esa localidad lanzaron la primera junta oficial, con representantes de los 15 distritos de la Segunda Sección Electoral.

Mientras tanto, siguen las reuniones informales. “De aquí a fin de año formaremos no menos de cuatro juntas promotoras seccionales”, dijeron. De hecho, la próxima sección en organizarse será clave: la Tercera, eje del Conurbano bonaerense, donde arribarán dentro de 15 días, aproximadamente. Para marzo tienen planeada la formación de nueve juntas

promotoras.

Recién allí comenzarán a dialogar con miras a posibles alianzas tanto distritales como seccionales.

Comentá la nota