En lo que va del mes los combustibles ya aumentaron 4 veces

En YPF, ayer el gasoil subió 1,76%; en tanto la súper, 1,39%. Durante 2009 el primero registra un incremento acumulado de 25% y la nafta de 19%. Dicen que son "reacomodamientos".
El incremento de los combustibles es casi una constante por estos días. Ayer en horas de la madrugada fue el turno del gasoil de YPF que aumentó 1,76%, en tanto la nafta súper registró un aumento de 1,39%.

Este incremento de combustible de YPF es el cuarto en lo que va de noviembre. Las anteriores subidas en los precios fueron el 5, 6 y 10 de este mes. (ver recuadro). El gasoil hasta el martes costaba el litro $ 2,84 en tanto desde ayer su precio asciende a $ 2,89. Igual registro alcista detenta la nafta súper, que de valer $ 3,59 el litro trepó a los actuales $ 3,64 en el surtidor.

Por cierto el incremento en los valores de los combustibles de YPF han sido una constante durante todo el año.

"El gasoil aumentó 25%, en tanto la nafta súper hasta el momento ha tenido un incremento anual de 19%. El gasoil ha mostrado muchas fluctuaciones en su precio con meses de subas y otros de baja, pero ambos combustible registran aumentos en sus precios", señaló el titular de la estación de servicio Enio Chapini. Por cierto desde junio hasta el presente el gasoil ya registra 9 aumentos, en tanto la nafta súper suma 5.

Razones

A la hora de explicar la escalada casi constante de los precios en los combustibles de YPF, los propietarios de las estaciones de servicio son cautos.

"No formamos precios, pero sin duda estos incrementos responde a una estrategia de reacomodamiento del precio del combustible en Argentina. Desde la crisis de 2001 hasta el 2005 no hubo aumentos en los precios de las naftas y sus derivados por lo tanto este año la petrolera decidió reforzar aún más su estrategia de reacomodamiento de sus valores y costos", apuntó un empresario dueño de una estación de servicio YPF en Mendoza.

Desde el punto de vista empresarial, a los surtidores llegan los incrementos sin aviso previo, ya que se cargan automáticamente en las máquinas.

La explicación oficial de la empresa fue el clásico "reacomodamiento de precios para no quedar desfasados respecto de otra petroleras competidoras".

El aumento de combustibles de ayer , como era de suponer, no fue bienvenido entre los consumidores. Resignación, impotencia y una lluvia de quejas era posible encontrar entre los usuarios.

"El auto ya es un artículo de lujo para mí, soy profesora y tengo horas repartidas en varios institutos de enseñanza por lo que el trasladarme de un lugar a otro es parte de mi trabajo. Lo ideal sería que los sueldos se incrementaran al mismo ritmo que los aumentos en los combustibles", señaló Estela Taboada. Por cierto con los actuales precios el malestar de los conductores se incrementa cuando comprueban que el " tanque lleno" es cada vez más caro, o que con $ 30 recorren muy pocos kilómetros.

"Cuando hay aumentos la gente insulta y se enoja con nosotros, ya estamos resignados y siempre le explicamos que no es decisión nuestra, sino de la petrolera. Hasta no hace mucho tiempo la gente no se fijaba en el precio nos decían directamente "llená el tanque" o "ponele $ 60". Pero cuando ven que la aguja del medidor se mueve menos o el tanque lleno es más caro nos preguntan "¿ y ahora cuánto aumentó?", apuntó un vendedor de una estación de servicio de Dorrego.

Lo que se sabe es que este último incremento en el gasoil y la nafta súper de YPF, tracciona y produce un incremento en otros productos como alimentos, bebidas, ropa, automóviles y en todos aquellos bienes que necesiten ser transportados por camiones.

Comentá la nota