El combustible llega a la región vía terestre

El suministro de combustibles YPF y Shell a las provincias de la región se está normalizando mediante la provisión a través de camiones, después que la bajante del río Paraná impidiera la llegada de barcazas al puerto de Barranqueras donde se ubican las plantas de distribución.
El Paraná atraviesa un proceso de bajante muy por debajo de las medidas históricas para el verano, lo cual genera complicaciones en la navegabilidad en varios puntos del curso de agua.

Dicha situación afectó la llegada de barcazas al puerto de la ciudad chaqueña de Barranqueras desde donde se distribuye combustible a Corrientes, Chaco, Misiones y Formosa.

Primero la escasez se sintió en la provisión a las estaciones Shell por desabastecimiento de la planta de esa marca en Barranqueras, lo que motivó una demanda excesiva hacia las estaciones YPF, las cuales se quedaron sin combustible casi el mismo día en que también quedaba desabastecida la planta distribuidora de petrolera.

Así, los últimos tres días costó conseguir combustibles en las estaciones de estas dos marcas, especialmente en Chaco, Corrientes y Formosa.

Pero según explicó a Agencia Corrientes Miguel De Paoli, vicepresidente de la Cámara de Estaciones de Servicios del Chaco, una solución instrumentada por las petroleras fue mandar el fluido a través de camiones, desde la planta existente en San Lorenzo, Santa Fe.

“Eso está permitiendo normalizar la situación en gran parte, aunque igual no se recibe la cantidad requerida”, sostuvo el empresario. No obstante, aclaró que la cantidad enviada permite que las estaciones no se queden sin combustible.

Por su parte, Oscar Díaz, presidente de la entidad chaqueña, explicó que el costo de envío por camiones es mayor, aunque las petroleras están afrontando ese costo.

Indicó que esperan que la situación del río Paraná se revierta en el corto plazo y puedan volver a ingresar las barzazas al puerto de Barranqueras en forma normal.

En tanto, propietarios de estaciones de YPF señalaron que la llegada de camiones permite una provisión por debajo de lo enviado habitualmente desde Barranqueras, lo cual complica el problema que padecen en forma usual de quedarse sin naftas debido a la excesiva demanda que tiene el combustible YPF.

“Es común que nos quedemos por horas o más de un día sin naftas, y ahora con la menor cantidad de combustibles que estamos recibiendo se agudiza ese problema”, expresó el propietario de una estación de servicio YPF de esta ciudad.

Comentá la nota