Combaten nuevos incendios y denuncian que son intencionales

Están afectadas las zonas de Saladillo, Las Vertientes, Villa Larca, Candelaria y al oeste de la ciudad de San Luis. Suspendieron la entrega de alimentos para animales. Creen que hay productores involucrados con interés por recibir asistencia oficial.
Cinco nuevos focos de incendio, la mayoría denunciados públicamente de intencionales, mantienen en riesgo, entre otras zonas, 40 mil hectáreas en la zona de Saladillo, 60 kilómetros al este de la ciudad de San Luis, y también encendieron la furia del gobierno provincial ante los indicios de que detrás de muchas de las quemas estarían productores "pícaros" que buscan beneficiarse con la asistencia de alimentos para animales que distribuye el Ministerio del Campo.

"El gobierno de San Luis considera a estos actos deliberados como una estafa, porque además del daño productivo y ambiental, producen enormes gastos al estado", dijo hoy el ministro del Campo, Sebastián Lavandeira Muñoz, cuando en el despacho de su colega de Seguridad, Daniel Poder, anunciaba a El Diario de la República la suspensión de la entrega de maíz y fardos de alfalfa para alimentar animales sin pasto por las recientes quemas.

Hoy los bomberos combaten además de Saladillo, las zonas de La Vertientes, en el límite de los departamentos Pringles y San Martín; Villa Larca, Chacabuco; Candelaria, Ayacucho y sobre la Autopista de las Serranías Puntanas, a la altura del kilómetro 776.

El gobernador Alberto Rodríguez Saá no disimuló su enojo durante la inauguración de la Zona de Actividades Logísticas en Villa Mercedes: "El Ministerio del Campo hizo algo muy bueno al entregar maíz, pero los productores que no tienen sus pastos quemados nos devolvieron el gesto incendiando sus pastizales para que le demos maíz".

"Todo indica que estos son fuegos intencionales, que no son consecuencia de los focos originales registrados en La Punilla, Villa del Carmen y El Volcán", dijo el ministro Poder al explicar que esto deriva en que "no haya recursos suficientes, aún poniendo a trabajar toda la gente durante todo el día" para enfrentar el siniestro.

Los cinco focos mantienen ocupados a la policía, bomberos y personal municipal de 14 localidades, indicó el jefe del operativo provincial Guillermo Musri, quien reveló: "Cuando terminamos de apagar un incendio, dejamos todo limpio y sin posibilidad de que se reavive, pero a los pocos minutos observamos llamas a escasos kilómetros sin otra explicación de que es intencional".

La jornada de hoy fue agotadora para las dotaciones de bomberos y personal de cuatro reparticiones que trabaja en los frentes de fuego, ya que además de la temperatura, que promedió los 32 grados en toda la provincia, el viento norte corrió casi todo el día con ráfagas superiores a los 70 kilómetros por hora.

Musri describió técnicamente cómo se sucedían distintos focos a escasa distancia de donde acababan de extinguir otro, para abundar en sospechas acerca de que además de la intención de algún productor de recibir ayuda oficial, existirían viejas rivalidades entre vecinos rurales al este de la localidad de Saladillo que serían aprovechadas para inculpar a rivales.

"La mejor forma de colaborar es que los productores denuncien formalmente cuando son testigos de fuegos intencionales", agregó el ministro Lavandeira.

Comentá la nota