El Colorado busca internas

Es "la forma más genuina de transparentar las candidaturas", dijo ayer, volviendo a sacar un tema que desagrada a su socio, el jefe de Gobierno porteño. Pinedo contestó que "definitivamente no es momento" de hablarlo.
El líder de Unión-PRO Francisco de Narváez propuso que su socio Mauricio Macri participe de una interna abierta con otros referentes del peronismo. No lo dijo, pero los otros candidatos a los que el Colorado podría apoyar son Carlos Reutemann y –pese a todo– Felipe Solá. "En cuanto a las candidaturas presidenciales propongo, más allá de las cercanías que tenga con uno u otro candidato, que hagamos internas, la forma más genuina de transparentar las candidaturas", sostuvo sobre la posibilidad de que el jefe de Gobierno participe de la interna del peronismo. "El PJ siempre ha tenido una actitud frentista", aseguró. En el PRO, la declaración los descolocó una vez más, pero intentaron tener una reacción más amigable a cuando De Narváez los dejó perplejos con su prédica de las estatizaciones.

"Hay que fortalecer los partidos políticos. Tenemos una alianza estratégica con el peronismo no kirchnerista. Y definitivamente no es el momento de hablar de candidaturas ni de dividir a las distintas vertientes de la oposición, sino de unificar voluntades", remarcó el jefe del bloque de PRO en Diputados, Federico Pinedo. El dirigente estimó que el PRO no tiene problemas con las internas. "Queremos volver a sancionar la ley de internas abiertas y simultáneas", dijo. Pero advirtió que "son los partidos los tienen que definir sus candidaturas por interna".

De Narváez empujó toda la semana con sus declaraciones para que Macri anuncie su candidatura a presidente, algo que el líder de PRO no tiene pensado hacer en lo inmediato. El gurú ecuatoriano Jaime Durán Barba se lo desaconseja. "Las candidaturas tempranas no funcionan", advirtió en un reportaje con Página/12. Ayer los dos empresarios estuvieron reunidos –en parte por cuestiones partidarias, en parte por la gripe A– y luego De Narváez almorzó con el primo Jorge Macri, responsable del armado de PRO bonaerense. Allí hicieron un análisis de la victoria y hablaron de los planes a futuro: la construcción de la candidatura a presidente de Macri –lo que implica alianzas en otras provincias con el peronismo– y la de gobernador de De Narváez, para lo que el diputado iniciará, una vez que pase la emergencia por la influenza A, una recorrida por todos los pueblos que visitó en la campaña.

Más temprano, el dirigente de Unión-PRO comentó su idea de una interna entre presidenciables y recordó que "Unión-PRO fue una combinación de PRO y PJ" que tuvo éxito. Macri también estuvo reunido con su amigo, el ex gobernador de Misiones Ramón Puerta, quien le comentó que "la interna es una buena idea". Puerta también habló brevemente con Carlos Reutemann y podría ser uno de los interlocutores de los dos espacios. El ex gobernador santafesino irá finalmente la semana próxima a la ciudad de Buenos Aires y no se descarta que tenga más de un cónclave. En tanto, el tercer integrante de la alianza de centroderecha, Felipe Solá, ya se pronunció a favor de una interna, en la que él tendría alguna chance de participar.

Pero en el PRO –sobre todo en el sector cercano a Gabriela Michetti– la idea de incluir a su líder en la interna del peronismo cayó pésimo. "Lo importante es seguir manteniendo el PRO independiente. Los partidos como el PJ y el radicalismo tienen que hacer un proceso puertas adentro antes de hablar de internas abiertas", remarcó el legislador Martín Borrelli, que fue jefe de campaña de Michetti y es su candidato para estar al frente de la Legislatura y como virtual número dos de la ciudad. En el macrismo atribuían la frase de De Narváez a su enojo por un video que se filtró, donde Macri lo critica por sus gastos de campaña.

La otra corriente macrista tampoco se mostró muy proclive a aceptar la interna: "Tenemos que fortalecer PRO. Trabajar con el peronismo y no en el peronismo. Hablar ahora de participar una interna es cerrar la puerta, dado que el PRO convoca a gente de muchos espacios políticos", analizó un dirigente de buena relación con el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta. "Estamos planteando un proyecto más amplio que el peronismo en sí, aunque queremos trabajar con los peronistas", aclaró, para no iniciar una nueva confrontación, como las que dominaron buena parte de la campaña.

Comentá la nota