Colonización refuta críticas ratificando que hay 60.000 hectáreas rescindidas

"60.000 hectáreas se han rescindido por haber estado mal adjudicadas o porque los adjudicatarios no las ocuparon, o por diversas irregularidades que se fueron detectando", afirmó Esteban Branco Capitanich, gerente general del Instituto de Colonización.
Por eso marcó que "todo lo que dicen que no hicimos: instrumentamos 1.000 títulos de propiedad y que serán entregados en aquellos casos en que los propietarios de tierras que fueron públicas podrán tener el comprobante de posesión legal de las tierras."

Mientras persiste el malestar de un grupo de empleados que pide el cese de intervenciones en las delegaciones del Instituto de Colonización recordó que por una cámara oculta se sabe que quien era delegada en Fuerte Esperanza "ofrecía tierra de manera irregular".

"Esta persona aparece filmada por Canal 9 de Buenos Aires y si nosotros levantamos la intervención ese negocio que lo estaba haciendo en su casa lo iba hacer en el propio Instituto de Colonización", aseveró.

Caso serio

Branco Capitanich apuntó que hay un grupo de personal del Instituto de Colonización que lidera Raúl Vallejos que se opone a la gestión que realiza la intervención a cargo de Osvaldo Lovey y que "tenemos que pensar que hay alguna preocupación".

En cambió dijo que además de la recuperación de esas 60.000 hectáreas, de los 1.000 títulos de propiedad, que se hicieron más 5.000 inspecciones y que avanzara con la mensura de numerosos lotes y que se consiguió financiamiento del Consejo Federal de Inversiones.

"Estamos haciendo muchísimas cosas, haciendo un esfuerzo enorme, tratando de dar respuestas todos los días a los productores", añadió.

También apuntó que esta gestión del Instituto de Colonización no adjudicó tierras y señaló que en los próximos meses se va a instrumentar el otorgamiento de adjudicación de tierras, de acuerdo a como lo disponga el gobernador.

Por otra parte dijo que entre las autoridades del Instituto de Colonización y el personal media el conflictivo el Fondo de Estímulo que determina que de la recaudación hace por la venta de tierra, deducido los gastos de funcionamiento del organismo el resto se reparte entre el personal.

"Es una ley perversa porque los productores hacen un enorme esfuerzo para pagar la tierra y buena parte de ese dinero termina yendo a parar a los empleados y eso es una barbaridad que lo que se recaude por tierra publica se termine repartiendo entre los empleados", precisó.

En cambio dijo que el salario de los empleados "debe ser mejorado por otros mecanismos, pero no por esto que impiden el funcionamiento del organismo" y que entiende que "todos necesitan dinero para vivir y reconozco que el salario del personal es bajo, pero nosotros trabajamos para los productores".

Despedido

por decreto

En cuanto al despido de Jorge Cuberli, el funcionario dijo que es consecuencia de un sumario administrativo debido al otorgamiento de un título de manera irregular y que según el expediente en cuestión el empleado firmó "una inspección que no respondía a la realidad en el territorio".

"De ese sumario resultó que la Asesoría General de Gobierno aconsejó la cesantía de este empleado por haber firmado un instrumento público que no era veraz", apuntó y luego señaló la cesantía fue dispuesta por el gobernador.

Además consignó que en lo que va de esta gestión no hubo ninguna intervención en ese expediente que terminó con la cesantía de Cuberli. "No hay ningún elemento que hayamos aportado nosotros para que el despido se produzca, como tampoco podemos intervenir para evitar eso; en cambio si el empleado puede recurrir la medida", acotó.

Comentá la nota