Las colonias de vacaciones debieron blanquear empleos de verano

Fue por una inspección de la AFIP. Los clubes tuvieron que blanquear a muchos de sus trabajadores que estaban a cargo de grupos de chicos. Para algunos fue un golpe duro porque sostienen que son entidades con fines sociales.
La inspección de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) no cayó bien en ninguno de los clubes, pero de todas maneras algunos asumen que no está del todo mal. La inspección, que llegó por disposición de Fiscalización de Bahía Blanca y se realizó con agentes de otra ciudad, se llevó a cabo la semana pasada en Olavarría y obligó a que las entidades deportivas blanqueen al personal mayor de edad que está a cargo de los grupos de niños. La medida se realiza en el marco de una modalidad de contratación laboral por temporada, que regula este tipo de trabajos temporarios.

Es sabido que en las colonias de vacaciones trabajan muchos profesores, estudiantes o jóvenes recién recibidos que tienen un ingreso extra en los dos meses de verano. "En los últimos años no habíamos tenido inspecciones. Pero uno trata de hacer las cosas lo mejor posible, nuestro club es el que más empleados registrados tiene. De hecho hay 36 empleados registrados, un número que no tiene ningún club de la zona", afirmó Ricardo Hoffmann, desde el club Estudiantes, uno de los más grandes de la provincia de Buenos Aires.

Las inspecciones pasaron por Estudiantes, Ferro, El Fortín y Racing. En este último club, Rubén Salías, al frente de la colonia de vacaciones, prefirió no dar declaraciones a EL POPULAR sobre la situación de la entidad, así como prefirió obviar la cantidad de chicos que asisten diariamente a la colonia.

"Cuando vinieron hicieron el acta correspondiente, se da de alta al personal y luego en febrero se le da de baja. Es un trámite que se hace por Internet", dijo Gerardo Ripoll, quien desde Ferro recibe a unos 350 chicos todos los días, en horario de mañana y tarde.

Ripoll ya había reconocido que "las colonias de vacaciones en todos los clubes las hacemos muy a pulmón y segundo obviamente no blanqueamos a los chicos -los profesores que trabajan- ante la AFIP por sesenta días". La semana pasada, cuando fue consultado por el estado del Salto de Piedra, Ripoll había reconocido que el no blanqueo "está mal de parte nuestra; es verdad que estamos fuera de la ley. Pero si vos te ponés a blanquear todo no le podes cobrar a la gente 300 pesos. Le tenés que cobrar 500. En vez de 400 chicos van a venir 200, va a haber 200 que van a quedar afuera y obviamente que en vez de tener diez empleados vas a tener cinco". El presidente de Ferro subrayó que también inspeccionaron las piletas privadas y temió que "a los clubes en general nos han sacado las ganancias porque van a venir multas grandes".

De todas maneras, los clubes prefirieron seguir el "consejo" de la AFIP para -justamente- evitar las multas. Y los formularios de cargas sociales irán, en enero y febrero, con más aportes para los profes que recibieron la buena noticia de que tendrán trabajo también el año próximo, ya que la ley contempla también que deben ser convocados nuevamente en las temporadas venideras.

Entidades sociales

Para Antonio Bellingeri, la inspección resultó un golpe y le provocó asombro. "Nos sorprendió como a todos. Como todos los clubes, nosotros tomábamos al personal por unos meses y nunca nos habían inspeccionado. Desde el año 1981 que estábamos trabajando y es la primera vez que lo hacen", dijo desde el club El Fortín, adonde debieron blanquear a unos diez profesores.

"Normalmente en las piletas de los clubes trabajan chicos que estudian profesorado de Educación Física, salvo uno o dos que están recibidos. El profesor viejo está en las escuelas y el verano lo toma como descanso y no trabaja". En este sentido, apuntó que la medida de la AFIP los sorprendió porque llegó "a mitad de temporada cuando ya hiciste todos los números. Nosotros igualmente somos muy respetuosos de pagar y ya sabemos cómo será el año que viene. También sabemos que el Estado necesita plata, pero los clubes del interior no somos empresas. Ya somos dirigentes ad honórem y vamos a ayudar al club y a la comunidad, entonces te cuesta", dijo, con 360 chicos que acuden a diario a una de las piletas más económicas de la ciudad.

En este sentido, Bellingeri apuntó que "para la infraestructura que tenemos nuestra matrícula es muy buena" y aseveró que las inspecciones no caen del todo bien porque "el Estado son los políticos y cuando están en campaña los políticos nos vienen a ver, tenemos que prestar todo".

Desde Estudiantes afirmaron que "nosotros queremos tener una posición equilibrada. Los clubes no son un agente más de la economía por todo el compromiso social que tenemos y la ausencia de fines de lucro. Entonces se debe controlar el empleo, pero a la vez se deben cuidar estas entidades deportivas porque es muy difícil sostenerlas", aseguraron desde Estudiantes, adonde concurren unos 850 chicos, que practican no solamente natación, sino todos los deportes que brinda el club, como tenis, básquet, patín, remo, golf, softbol o vóleibol.

Las inspecciones de la AFIP no se realizaron solamente en Olavarría, sino en gran parte de la provincia de Buenos Aires, adonde se relevó el personal que desarrolla actividad en distintos lugares, según pudo confirmar EL POPULAR.

Comentá la nota